La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, en una visita al hospital Reina Sofía
La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, en una visita al hospital Reina Sofía - EFE
SALUD

El Gobierno andaluz prepara la integración de las agencias empresariales sanitarias en el SAS

Una circular interna del sindicato Comisiones Obreras revela conversaciones desde hace un año con la consejera Álvarez para absorber al personal

SevillaActualizado:

El Gobierno regional tiene un plan que pasa porque el Servicio Andaluz de Salud (SAS) incorpore al personal que ahora trabaja en agencias públicas empresariales sanitarias mediante un proceso de integración progresivo. Así se desprende de una circular que la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras remitió el 17 de julio de 2017 a sus afilados bajo advertencia de que «es para difusión exclusivamente en el interno del sindicato».

En la nota informativa, a la que ha tenido acceso ABC, da cuenta de una reunión institucional que la máxima responsable del sindicato y el secretario general de la federación tuvieron con la consejera de Salud, Marina Álvarez, y la viceconsejera, Isabel Baena.

En el encuentro, además de la recuperación de la jornada de 35 horas semanales, se abordó la Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, que se encuentra entonces y aún ahora en trámite parlamentario. En este punto, la circular del sindicato pone de manifiesto que ha propuesto la necesidad de proteger a los eventuales del Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA) de «intentos privatizadores» evitando la duplicidad de proveedores de la sanidad pública.

Para ello propone que el SAS sea el proveedor único, «lo que significa caminar hacia la integración de las Agencias Públicas Empresariales Sanitarias (APES) en el SAS, admitiendo que el proceso sea progresivo».

«La consejera ha dejado claro que la integración es un proceso progresivo», señala la circular interna de CCOO

El sindicato establece tres pasos o etapas para que el SAS, que aglutina al grueso de médicos, enfermeros y profesionales de la sanidad, acabe absorbiendo a los trabajadores de las APES, que gestionan centros de alta resolución, entre otras instalaciones.

Los 5.053 empleados de las agencias no pertenecen al SAS y cuentan con convenios colectivos específicos, ajenos a la regulación de los laborales de la Administración General de la Junta. De hecho son entidades que se rigen por el Derecho Privado pese a que su capital es público. El sindicato plantea la integración de las bolsas de empleo temporal de estas agencias en el SAS «mediante las adaptaciones normativas que se precisen» y la regulación de las Unidades de Gestión en Andalucía.

«La consejera ha mostrado coincidencia con nuestros planteamientos y voluntad de avanzar en ellos, si bien no se ha comprometido en fechas y ha dejado claro que la integración de las APES y la reversión de las externalizaciones han de ser procesos necesariamente progresivos», señala la circular interna de CCOO.