El portavoz y consejero de la Presidencia, Elias Bendodo, durante la rueda de prensa
El portavoz y consejero de la Presidencia, Elias Bendodo, durante la rueda de prensa - EFE
LABORAL

El Gobierno andaluz recortará un 17 por ciento los cargos de confianza, asesores y eventuales de la Junta

El bipartito prevé ahorrar 14,5 millones de euros en esta legislatura

SevillaActualizado:

La Junta de Andalucía ha anunciado que reducirá en más del 17 por ciento el personal eventual de la Administración, lo que supondrá un ahorro anual de 2 millones que, sumado a la disminución de la estructura periférica y de la estructura de gobierno, supondrá 14,5 millones menos de gasto en toda la legislatura.

El portavoz y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha informado este martes en rueda de prensa de esta medida, que se aprobará en la próxima reunión del Consejo de Gobierno tras fusionarse hoy en un único decreto los ocho que existían antes.

Bendodo ha dicho que «se va a hacer más con menos personas y menos costes» y ha garantizado que la Junta hará «buen uso» de esos 14,5 millones de ahorro para «revertirlo» en proyectos que beneficien a los andaluces.

El Consejo de Gobierno creará una nueva organización de la administración con la próxima aprobación de la estructura de cargos eventuales, que se reducirá por encima del 17 por ciento.

Según la nota de prensa distribuida por el Consejo de Gobierno, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior ha presentado un informe que limita la presencia de este personal asociado a los centros directivos, lo que permitirá un ahorro anual de dos millones de euros. La cifra alcanzará los ocho millones de euros al final de la presente legislatura.

Esta apuesta por la reducción de altos cargos ya se vio reflejada en la organización de la estructura central y periférica aprobadas recientemente. La medida persigue simplificar la administración y hacerla más eficiente, así como aprovechar los recursos propios con los que cuenta la Junta de Andalucía.

La reducción del 13 por ciento de los centros directivos en la estructura central ha permitido garantizar un ahorro de 4,5 millones al final de la legislatura. Por su parte, la disminución del 12 por ciento de los delegados territoriales, que han pasado de 65 centros directivos a 57, generará un ahorro de dos millones de euros.