La Guardia Civil atiende a los inmigrantes llegados en una patera a Motril
La Guardia Civil atiende a los inmigrantes llegados en una patera a Motril - EFE/Alba Freixas

El Gobierno central pide una semana más para decidir el reparto de los menores inmigrantes de los centros andaluces

Ninguna comunidad autónoma ha mostrado su disposición a acoger a los que llegan a Andalucía. La Junta esperaba repartir a mil niños

SevillaActualizado:

El Gobierno andaluz ha bajado el tono en sus reivindicaciones sobre la acogida de menores inmigrantes obligado por el poco éxito que tienen sus reivindicaciones ante la administración central y el delicado momento político que se está viviendo en Andalucía.

El portavoz del Gobierno de Susana Díaz no tuvo más remedio este martes que reconocer que el Gobierno central no ha encontrado solución en quince días para el reparto de los menores inmigrantes acogidos por la comunidad andaluza entre el resto de territorios de España y ha pedido una semana más de plazo para llevarlo a cabo.

La consejera de Igualdad, María José Sánchez Rubio, asistió a Madrid a una Conferencia Sectorial el pasado 5 de septiembre para exponer la situación de colapso en la que se encuentran los centros de acogida de menores en Andalucía. En respuesta a sus demandas se trajo el compromiso de una partida de 40 millones de euros para estas políticas en todas las autonomías (unos 28 millones corresponderían a Andalucía) y el compromiso de que, de los 4.650 menores inmigrantes tutelados por la Junta, al menos mil iban a ser acogidos en centros de otras comunidades autónomas. Pero nada de esto se ha cumplido.

El Ejecutivo central no ha encontrado la solidaridad a la que había llamado al resto de comunidades y, por el momento, no hay propuestas para que estos menores que están tutelados por la Junta de Andalucía puedan ser atendidos en los centros de otras comunidades autonómas que sufren menor presión migratoria y tienen más medios para acogerlos.

Devolución a Marruecos

No ha sido el único revés en materia migratoria para Andalucía. Mientras el Gobierno andaluz sigue sosteniendo que hay un convenio suscrito entre España y Marruecos para que los inmigrantes menores no acompañados de ese país que llegan a las costas andaluzas sean devueltos a sus familias, la realidad es que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no defiende este tipo de políticas. Su delegado en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, lo dijo claramente y este lunes la consejera de Igualdad, María José Sánchez Rubio, matizaba esta propuesta, «la mayoría de los menores sigue su proyecto en Europa», decía en una conferencia pública.

En este escenario, el portavoz de Susana Díaz trataba ayer de trasladar la presión al Ejecutivo central. «Corresponde al Ministerio. Queremos que se cumpla este convenio porque es de sentido común».