Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, y Antonio López, presidente de la Cámara de Cuentas
Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz, y Antonio López, presidente de la Cámara de Cuentas - ABC
Órganos de extracción parlamentaria

El Gobierno propone la continuidad del Defensor del Pueblo y del presidente de la Cámara de Cuentas

Consideran que tanto Jesús Maeztu como Antonio López están haciendo un buen trabajo y piden el consenso de todos los grupos en el Parlamento

SevillaActualizado:

El Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos va a plantear que tanto Antonio López, presidente de la Cámara de Cuentas, como Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo andaluz, se mantengan en esas mismas funciones durante la legislatura que acaba de comenzar.

Esta es la propuesta oficial que van a trasladar al resto de grupos parlamentarios y con la que quieren buscar el acuerdo unánime, dejando poco margen para que haya rechazo de algún grupo, especialmente del PSOE, ya que ambos fueron elegidos por consenso y llevan años en el cargo. Hay que recordar que ambas instituciones, como el Consejo de Administración de la RTVA y el Consejo Audiovisual, dependen de una mayoría cualificada en el Parlamento de Andalucía.

Antonio López, que ocupa un puesto delicado al frente de la Cámara de Cuentas, la institución que fiscaliza a la propia Junta de Andalucía y también al resto de administraciones y entidades públicas. Antonio López lleva desde 2011 presidiendo esta entidad de control.

El caso de Jesús Maeztu es diferente, ya que fue designado por el Parlamento de Andalucía como Defensor del Pueblo en el año 2013 y lleva casi un año en funciones porque había expirado su mandato. El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, reconocía este viernes que Maeztu «ha hecho buen trabajo, tiene mucha experiencia y ha sido crítico cuando ha tenido que serlo, y sé que va a seguir siéndolo y eso es bueno».

A juicio de Marín, «un Gobierno necesita que haya juicios críticos porque eso nos mantiene en alerta y nos hace corregir los fallos», lo que ha contrapuso al PSOE, partido al que«no le gusta» tener voces críticas a su gestión. «Al PSOE no le gusta cuando le critican. A mí me encanta, estoy aquí para mejorar cada día».

Aunque no hay una urgencia extrema, la intención del Gobierno andaluz es que los órganos de extracción parlamentaria, caducados desde hace años, estén renovados antes del próximo verano.

La negociación

La negociación con los grupos parlamentarios se centrará en la elección de los consejeros y los adjuntos de ambos cargos. En la Cámara de Cuentas no hay ningún consejero que lo sea a propuesta ni de Ciudadanos ni de Podemos, ni de Vox, ya que en la anterior legislatura no se renovaron dando cabida a los nuevos partidos.

Lo mismo sucede con el Defensor del Pueblo, si bien una propuesta sobre la mesa es prescindir de los adjuntos de esta Oficina y que Maeztu esté auxiliado por los funcionarios de la Defensoría.