Los dos líderes políticos este miércoles en el Parlamento
Los dos líderes políticos este miércoles en el Parlamento - J. M. SERRANO

¿De qué hablaron Moreno y Marín en ese almuerzo casi secreto?

El líder de los populares le hace las cuentas al de Cs para un futuro pacto de gobierno

SEVILLAActualizado:

El encuentro entre los dos fue discreto. Mucho más que discreto, sin fotos y sin apenas testigos. Porque el asunto era importante. Al menos para Juanma Moreno. El presidente de los populares andaluces tiene una fecha, la primavera de 2019, y un objetivo claro: el Palacio de San Telmo para el que trabaja con todos los recursos de los que dispone.

Su equipo más cercano, ese círculo íntimo que lo acompaña siempre, está convencido de que es ahora o nunca, y le han diseñado una estrategia que permanece oculta a ojos indiscretos pero en la que Moreno confía a rajatabla. Y una pieza importante en este ajedrez es Ciudadanos. Juanma lo sabe, Juan Marín (el líder de los naranja en Andalucía) también y, por supuesto, Susana Díaz no es ajena.

Por eso llamó Moreno a Juan Marín para comer juntos los dos solos. Un almuerzo —que, por cierto, pagó Marín— y en el que hablaron de muchas cosas de futuro. Algunas las comunicaron en una escueta nota de prensa: el futuro, que no van a presentar enmiendas conjuntas al Presupuesto de la Junta, los problemas de los andaluces... Un comunicado público que, por supuesto, también se pactó hasta la última coma. Pero se callaron la verdadera enjundia de la reunión. Juanma Moreno quiere tender todos los puentes posibles con Marín, que puede ser su única oportunidad para convertirse en presidente de la Junta.

Ente los dos partidos sumarían suficiente para un pacto de gobierno

Así, le contó las encuestas que maneja el PP andaluz. Para las próximas autonómicas, el PP lograría entre 35 y 40 diputados (ahora tiene 33), mientras que Ciudadanos rozaría los 15 diputados (tiene 9 aunque una diputada se ha pasado al grupo mixto). Un suma suficiente para un pacto de gobierno. Según este estudio, el PSOE obtendría entre 40 y 42 diputados (tiene 47 ahora mismo), y Unidos Podemos se quedaría en 14 (tienen 20, 15 Podemos y 5 IU).

Evidentemente, ambos líderes son conscientes de que se trata de una foto fija pero el PPconsidera que es una muestra de por dónde van las tendencias. Lo que está claro, y así lo hablaron Moreno y Marín, es que si los populares no consiguen superar los 40 diputados, todas sus opciones de Gobierno se habrán diluido. Otra cosa será, además, la posición de fuerza que pueda tener Ciudadanos si logra 15 diputados, ya que no descartarían optar a la Presidencia de la Junta, una alta pretensión que, quizás, sólo podría permitirse la fuerza política que tenga entre sus diputados la llave del Parlamento.

Toma de contacto

El almuerzo fue sólo una toma de contacto que los populares quieren seguir manteniendo. Pero hay muchos escollos para entenderse con Ciudadanos. Y uno de ellos salió en la conversación: la alcaldía de Nerja. El PP pretende que Ciudadanos los apoye en una moción de censura contra la alcaldesa socialista, si bien la formación naranja quiere conocer bien «el proyecto del PSOE para Nerja». Hablaron de este problema apenas 30 segundos. Era un asunto espinoso y a evitar. Además, parece poco probable que Ciudadanos arrebate otra alcaldía en la Costa del Sol (ya lo hizo con Marbella) a sus socios del PSOE, pero cosas más raras se han visto.

Ayer en el Parlamento, Moreno y Marín hablaron en público, como de costumbre en una sesión en la que el líder popular dio calor a su hombre fuerte, Toni Martín, elegido senador por la comunidad tras la renuncia del propio Moreno. Por cierto, que Moreno cerró su jornada en el congreso del PPde Tomares, que reeligió a José Luis Sanz como líder. El mismo Sanz al que cortaron el paso para ser presidente andaluz en favor de Moreno pero que vuelve a estar en las quinielas. Ahora como alcaldable en Sevilla.