Presentaciónd el ifnorme sobre obra pública, este miércoles en Sevilla
Presentaciónd el ifnorme sobre obra pública, este miércoles en Sevilla - ABC

La inversión en infraestructuras en Andalucía alcanza los 1.325 millones, un 18% más que en 2017

Los ayuntamientos son los que cargaron con el grueso del gasto en obra pública, según la patronal del sector, Ceacop

SevillaActualizado:

La inversión en obra pública en Andalucía subió el año pasado un 18%, encadenando subidas por segundo año consecutivo y alcanzando los 1.325 millones de euros.

Según el informe de Ceacop, la patronal de los constructores andaluces, los ayuntamientos son los que más invierten en infraestructuras seguidos de gobierno central y junta de Andalucía.

Por ayuntamiento, son Málaga y Sevilla los que más dinero han invertido en obra pública. La junta, por su parte, invirtió el pasado año 370 millones, un 21% más que en el año anterior.

Según han explicado desde Ceacop, la Junta de Andalucía es el segundo inversor en obra pública en la comunidad, con 370,4 millones de euros, «un 21 por ciento más de lo invertido en 2017». Por departamentos, es la Consejería de Fomento la que más dinero gasta en estas partidas -142,5 millones en el año pasado-, seguido de Medio Ambiente -83,6 millones de euros en 2018.

Para Ceacop, sin embargo, hay un problema en la partida presupuestaria de Medio Ambiente para obra pública. Explican que ese departamento recauda anualmente 120 millones de euros por impuestos para depuración de agua del que no gasta todo el dinero. «Hay 300 millones de euros en los cajones de la Junta que no se han gastado y era para depuradoras», explican desde la patronal de la construcción en Andalucía.

Así, denuncian que el 2018 dejaron de gastar 40 millones; en 2017 fueron 60 millones de euros; en 2016, 50... «La Junta se va a encontrar con que tiene al menos 300 millones que no ha gastado», se quejan en Ceacop.

Gobierno central

Segúnel informe de Ceacop, en inversiones el Gobierno central «sigue postergado al tercer puesto». Así, «aun siendo el organismo con mayor capacidad económica, su volumen de inversión en 2018 fue de 265,9 millones de euros, un 21% más que lo destinado en 2017. Además este presupuesto se reparte de forma muy desigual entre las provincias, condenando a las que menos reciben a seguir a la cola en el desarrollo de infraestructuras», explican.