Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía en el Forum Europa este miércoles
Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía en el Forum Europa este miércoles - Manuel Gómez
Andalucía

Juan Marín asegura la estabilidad del Gobierno andaluz «pase lo que pase» con la repetición electoral

El vicepresidente califica a la Junta de Andalucía de «muro de contención» ante el Brexit, la desaceleración económica y la incertidumbre política en España

J.J.Borrero
SevillaActualizado:

Andalucía está preparada para encarar los problemas que se sucederán a partir del 1 de noviembre gracias a la estabilidad de su Gobiernoo y nada modificará su proyecto tras haber cumplido un 60 por ciento del acuerdo de gobierno en solo nueve meses. Así lo refirió este miércoles el vicepresidente de la Junta de Andalucía Juan Marín que apuntó como amenazas de futuro la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la previsible celebración de elecciones generales en noviembre y la desaceleración económica internacional.

Marín, presidente de Ciudadanos en la Comunidad, participó en la Tribuna Andalucía del Forum Europa, poco antes que el Consejo de Gobierno aprobara 112 medidas para paliar los efectos del Brexit en Andalucía que, de producirse de forma inmediata, podría afectar a 9.000 empleos en el Campo de Gibraltar y generar unas pérdidas entre los 500 y los 1.200 millones de euros.

Marín fue presentado por el consejero de Economía, Conocimiento Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, quien definió la situación de Andalucía como un «oasis de estabilidad» entre tanta tensión externa económica y política. Para el vicepresidente de la Junta, la estabilidad de su Gobierno «sólido y firme» es un muro de contención frente a los problemas y es lo que va a permitir a la Comunidad crecer en torno a 2,5 puntos, tener ejecutado casi un 70 por ciento del presupuesto en vigor, reducir en trece décimas el objetivo de déficit -mientras en España se incrementa un 10 por ciento- o cerrar el año con un incremento previsto de las cifras turísticas de 3,3 puntos, mientras se ha reducido la presión fiscal a los andaluces mejorando las política sociales.

Marín anunció que habrá un ampliación del pacto de Gobierno ante los retos futuro y que en el Presupuesto de 2020 se incluirán otra rebaja de impuestos que afectará a IRPF, Sucesiones y Donaciones, Patrimonio, Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados. Asimismo avanzó que antes de final de año se aprobarán nuevos planes de empleo, paralizados desde 2012, con el objetivo de situar el paro en niveles inferiores al 20 por ciento.

El vicepresidente agradeció el talante del PP como socio de gobierno y la capacidad de negociación de Vox para la aprobación del presupuesto de la Comunidad, aseguró que la estabilidad política en Andalucía está garantizada «pase lo que pase». Marín destacó el valor de las coaliciones en esta etapa política y pidió públicamente a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias que lleguen a un acuerdo para formar un gobierno, «como hicimos en Andalucía», ya que no cree que los resultados electorales de cara a una hipotética convocatoria en noviembre cambien sustancialmente.

Tras destacar el valor de la confianza en política como sinónimo de crecimiento, pidió «la complicidad« de la iniciativa privada con el Gobierno andaluz que «ha dejado de ser un obstáculo, para convertirse en el aliado» de los inversores. Citó el desbloqueo reciente de grandes proyectos empresariales (Cepsa y Cosentino) y reiteró la firme disposición arecuperar poryectos de infraestrcutura para le desarrollo como la conexión por carretera entre Huelva y Cádiz sin ninguna afección sobre la protección de Doñana y su entorno.

Crisis en Ciudadanos

Preguntado por las sucesivas dimisiones de altos cargos de su Gobierno en las consejerías que son responsabilidad de Ciudadanos, Marín aseguró que no se trata de una crisis, sino a que su partido es un proyecto vivo. No descartó más abandonos, entre otros motivos por no compartir la forma de trabajo «porque esto no es una secta sino un partido», dijo Marín antes de recordar que en pocos años Ciudadanos cuenta con 31.000 afiliados en Andalucía y es un partido de gobierno.

En relación a la crisis sanitaria causada por el brote de listeriosis, Marín, como hizo el presidente Juanma Moreno, reconoce problemas de comunicación y lamentó la falta de coordinación entre Junta y Ayuntamiento de Sevilla al tiempo que calificó de «impecable» la gestión realizada por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.