Juanma Moreno y Elías Bendodo
Juanma Moreno y Elías Bendodo - ABC

Juanma Moreno advierte a Vox: «No pueden intentar chantajes»

El presidente de la Junta indica a los de Santiago Abascal que la aprobación del presupuesto de la comunidad es fundamental para que siga habiendo cambio en Andalucía

SevillaActualizado:

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha avisado hoy a Vox de que en la negociación de los presupuestos de 2019 «no pueden intentar chantajes ni puede haber postureo ni posiciones egoístas», ya que ha recordado que el «bloque» de centroderecha votó en las elecciones autonómicas «con la expectativa de un cambio» y quien quiera «jugar con eso» tendría un coste electoral «gravísimo».

Moreno ha explicado que habrá un equipo del Gobierno andaluz y del grupo parlamentario del PP que se sentará con Vox y que se hará «un esfuerzo» para ver sus sugerencias e incorporarlas a las cuentas, aunque ha defendido que ahora lo que «toca» es «la responsabilidad».

Ha advertido en una entrevista en Antena 3 de que hay una «expectativa importantísima» para que se mantenga «el cambio» en Andalucía y ha recordado que ya han cumplido «una parte» de los puntos que se firmaron con Vox en el pacto de investidura.

Además, Moreno ha asegurado que se sentarán también con el PSOE y con Adelante Andalucía para dialogar sobre las cuentas, ya que buscan el respaldo más amplio posible.

Por otra parte, ha desvelado que hay grandes empresas procedentes de comunidades como Madrid o Cataluña que están pensando en ubicar su sede social en Andalucía, para lo que él mismo está liderando las conversaciones junto con el consejero de Hacienda, Juan Bravo.

Andalucía, según Moreno, se está ofreciendo «ante situaciones complicadas que están viviendo en Cataluña» estas empresas y ante un posible cambio de gobierno en la Comunidad de Madrid.

También ha sido preguntado por el papel de la expresidenta Susana Díaz como líder de la oposición, cargo en el que Moreno cree que la socialista «no termina de encontrar su sitio» tras haber sido «todopoderosa».

Ha dicho también que está «muy acorralada por los sanchistas» en una situación «un tanto de hostilidad», aunque ha afirmado que le desea «lo mejor» como expresidente y ha garantizado que tendrá su «mano tendida»