Juan Marín y Juanma Moreno este martes en el Palacio de San Telmo
Juan Marín y Juanma Moreno este martes en el Palacio de San Telmo - E.P.

Juanma Moreno cifra en 2.900 millones de euros las falsas promesas en Salud y Educación

La consejera de Fomento denuncia que hay una deuda pendiente de 1.028 millones en las agencias de Vivienda, Obras Públicas y Puertos

SevillaActualizado:

El Consejo de Gobierno tenía previsto aprobar este martes un informe sobre la situación económica y financiera de la Junta de Andalucía. Se trataba de un análisis por departamento sobre el estado de las cuentas de la herencia recibida del PSOE. Sin embargo, dicho informe se ha quedado sobre la mesa y se conocerá dentro de quince días según explicó el consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo regional, Elías Bendodo. El motivo, que hay muchas consejerías que no han presentado su parte correspondiente.

Pero a pesar de este retraso, el Ejecutivo de Juanma Moreno no ha esperado para desvelar, con cuentagotas, algunos datos que son relevantes. El propio presidente Juanma Moreno avanzó en una entrevista en la Cope que hay un déficit de casi «1.700 millones en Sanidad y de 1.200 millones en Educación, con agujeros importantes que hay que cubrir».

Moreno no desveló la naturaleza de esos «agujeros» si bien fuentes de la Presidencia de la Junta explicaron a ABC que se trata de inversiones prometidas y no ejecutadas por los sucesivos gobiernos de Susana Díaz. Promesas incumplidas algunas de las cuales se refieren a necesidades reales de los andaluces.

El portavoz del Gobierno andaluz insistía en este mismo mensaje en su comparecencia semanal ante los medios de comunicación: Las cuentas de la Junta son peores de lo que parecía y es necesario conocer cuál es exactamente la situación para poder ajustar el Presupuesto de 2018, que está prorrogado en estos meses y, sobre todo, para poder elaborar el de 2019.

Deudas bancarias

Mucho más precisa fue la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, en su comparecencia en la comisión parlamentaria. «Una ineficaz gestión y la falta de planificación del anterior Gobierno han llevado a mi departamento a una situación de precariedad. No hay un agujero en la consejería, sino un socavón de 1.028 millones de deuda sólo de tres agencias, la de Obra Pública, de la de Vivienda y la de Puertos», aseguró Carazo.

Según los datos que facilitó, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía cuenta con 565,2 millones de euros de deuda. Y todo ello sin añadir los compromisos de pago por la explotación de los metros andaluces. En concreto, la Agencia de Obra Pública tiene 396,6 millones de deuda con las entidades financieras y 168,5 millones de deuda por sentencias sin cobertura presupuestaria.

En cuanto a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de la Junta, la consejera detalló que la estimación a 31 de diciembre de 2018 del endeudamiento es de 378 millones de euros, de los cuáles 175 millones de euros son préstamos a largo plazo de gestión delegada y otros 203 millones de euros préstamos hipotecarios. También existe una deuda con la Junta de Andalucía por el Fondo de Liquidez Autonómica de 65 millones de euros, por lo que el importe total de deuda de esta agencia es de 443 millones de euros.

Hay un tercer ente con deudas en la Consejería de Fomento. Se trata de la Agencia de Puertos, cuya deuda descubierta hasta ahora se eleva a 14,9 millones de euros. Así, sólo las tres agencias suman una deuda de 1.028 millones de euros y podría ser más porque a los centros directivos de la consejería se les ha solicitado también un informe sobre su situación económica y aún no disponemos de esa información».

Casi seiscientos millones

A esta cantidad hay que sumar un importante número de traspasos pendientes, compromisos ya fiscalizados que hay que incluir en el Presupuesto 2018 prorrogado. Son 579 millones de euros que se están negociando con la Consejería de Hacienda en un nuevo Plan de Traspasos.

Entre estos traspasos pendientes se encuentran dos importantes obligaciones que se incluyen en el presupuesto prorrogado. Una es el pago de la sentencia firme de Metro de Sevilla, por 162,5 millones y la otra son los préstamos de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación por 56,6 millones de euros, del que el presupuesto prorrogado sólo recoge una cantidad de 10,36 millones.