Casado, Moreno y sus familias, en una hamburguesería
Casado, Moreno y sus familias, en una hamburguesería - ABC

Juanma Moreno, sobre su foto con Pablo Casado en una hamburguesería: «Es divertido y baratito»

El candidato del PP-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía asegura que el día anterior estuvo comiendo rabo de toro en una venta

SevillaActualizado:

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha señalado este miércoles que se toma «con simpatía» críticas que se han difundido por redes sociales acerca de una comida con el presidente nacional de su partido, Pablo Casado, y las respectivas familias de ambos, en una hamburguesería de Sevilla el pasado fin de semana, y al respecto ha comentado que comer en un establecimiento de ese tipo es «divertido» para niños pequeños, para los que hay zonas de juegos, y también para los padres porque sale «muy baratito».

Así lo ha comentado a preguntas de los periodistas sobre dichas críticas en el transcurso de una visita a la fábrica de mantecados 'La Estepeña', en la localidad sevillana de Estepa, y a propósito de dicha comida en la que, además de Moreno y Casado, participaron sus respectivas mujeres y los hijos pequeños de ambos matrimonios, aprovechando la estancia del presidente del PP en Andalucía durante el pasado fin de semana para intervenir en actos de la precampaña electoral andaluza.

Tanto Casado como Moreno subieron a sus respectivas cuentas de Twitter el pasado domingo una fotografía de dicha comida con sus familias.

El líder de los 'populares' andaluces se ha preguntado «qué padre de familia no ha llevado a un hijo a un establecimiento de esa naturalez», en alusión a una hamburguesería, y además ha explicado que «el día anterior estuvimos en una venta magnífica donde comimos rabo de toro».

Moreno ha argumentado que, para «tres parejas, con niños pequeños», ir a un restaurante de comida rápida así «es muy divertido, porque tiene zonas de juegos» para los niños, y a los padres también les resulta «muy divertido porque es muy baratito», ya que «el menú te sale por siete euros y medio, e incluso por cuatro euros y pico para los más chiquitos».

De todos modos, ha indicado que ir a esas hamburgueserías «se hace de una manera no frecuente, pero sí como lo hacen la mayoría de padres de familia que tienen niños en esas edades».