Susana Díaz, durante la sesión de control al Gobierno andaluz en el Parlamento - J.M.SERRANO
PLENO PARLAMENTO

Juanma Moreno, a Susana Díaz: «Nuestro modelo político no es el de la trituradora de papeles»

La presidenta del Grupo Socialista reprocha al jefe del Gobierno andaluz el tono faltón, en alusión a las críticas a la supuesta compra de votos en Huévar del Aljarafe

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los manuscritos del Ayuntamiento del municipio sevillano de Huévar del Aljarafe, que revelan un modus operandi del anterior gobierno local del PSOE para comprar votos a cambio de contratos temporales a los vecinos con dinero público, han estado muy presentes en los discursos del Pleno del Parlamento andaluz, que se ha celebrado justo un mes antes de las elecciones generales del 10 de noviembre.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), se lo ha reprochado en el cara a cara con la presidenta del Grupo Socialista, Susana Díaz (PSOE): «Nuestro modelo político es el de la transparencia, trabajo y consolidación de las cuentas públicas y lo que no es nuestro modelo es el de usted, el del descontrol presupuestario, el de la subida de impuestos y el de quemar una trituradora para no dejar rastro». Aludía el presidente a la avería de la máquina trituradora en el Ayuntamiento del municipio sevillano, lo que permitió que se salvaran papeles comprometedores para el PSOE, publicados por ABC, en los que se fijaban unas pautas para controlar a los vecinos con dinero público.

Minutos antes, en su segunda intervención en la Cámara, la secretaria general del PSOE-A y presidenta del grupo parlamentario, Susana Díaz, se había referido de forma velada a esta polémica al quejarse del tono «faltón» de los «portavoces del Gobierno» hacia el PSOE, lo que atribuyó a que «algunos están de los nervios» de cara a las próximas elecciones generales. «No me importa que algunos se dediquen a insultarnos, pero no voy a permitir que se ataque la honestidad y el honor del PSOE».

Moreno, que cierra la intervención como presidente, ironizó con que los nuevos asesores de Susana Díaz «le orienten a lo que debía ser siempre», una persona que huya «de la soberbia que practicado siempre». Respecto al tono faltón, invitó a la presidenta a visionar los vídeos de la pasada legislatura «si quiere ver plenos faltones».

Huévar y sus papeles monopolizaron la jornada plenaria desde el principio. El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, anunció una querella contra el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, por «sus mentiras tendenciosas» al acusar de presunta compra de votos a los socialistas en la localidad sevillana. El también consejero de Presidencia, acusó al PSOE de ir «dopado» a las urnas. La secretaria general del PP-A, Loles López, contestó después que la querella obedece al «miedo a que se sepa la verdad» de lo ocurrido en Huévar del Aljarafe.

Dentro de la sesión, estos manuscritos fueron el hilo que engarzaron los discursos de Vox, Ciudadanos y PP. El portavoz de Vox, Alejandro Hernández, que preguntaba sobre la reapartura del caso Aznalcóllar, aseguró que «hablar de corrupción en en Andalucía es hablar del PSOE. Esto es una cuestión indiscutible» y aludió al manual para la supuesta compra de votos como el último episodio de un «vistosísimo historial de éxitos».

Ante las alusiones, el secretario general del Grupo Socialista, Rodrigo Sánchez Haro, pidió la palabra a la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, y solicitó que esas palabras fueran retiradas por parte de Hernández alegando que atentaba contra la dignidad de su grupo, si bien esa petición no fue atendida, ante la indignación de la bancada socialista.

El portavoz de Ciudadanos, Sergio Romero, habló de las posibilidades de desarrollo económico de Andalucía y, por ende, indicó que en la región había faltado ilusión, estrategia y convicción y «han sobrado ERE, Faffe y compra de votos», en referencia a los últimos escándalos de corrupción. Lo dijo exhibiendo la portada de la exclusiva publicada por ABC ante el resto de grupos políticos.

Le tocó luego el turno a José Antonio Nieto, el portavoz del PP. Huévar del Aljarafe volvió a salir a relucir. El caso «demuestra que la fortaleza del PSOE en Andalucía tenía la causa que tenía, que a lo mejor tenemos que comprobar en otros muchos más municipios de Andalucía», apuntó. Nieto dijo que esperaba que «antes de que termine la sesión de control, alguien desde la bancada» socialista pidiera «perdón».