La titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla e instructora de los casos de corrupción, María Núñez Bolaños
La titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla e instructora de los casos de corrupción, María Núñez Bolaños - Rocío Ruz

La juez María Núñez Bolaños prepara su defensa ante el Poder Judicial

La magistrada volvió este viernes a su despacho, aunque oficialmente sigue de baja

J.J.B./ M.B.
SevillaActualizado:

La juez María Núñez Bolaños, titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla e instructora de los casos de corrupción derivados de la gestión de fondos públicos por el PSOE en la Junta de Andalucía, prepara su defensa ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para contestar a la denuncia presentada ante el órgano de gobierno de la judicatura por la Fiscalía Anticorrupción, a tenor de las continuas dilaciones en la instrucción de los casos ERE, Avales e IDEA, queja que tramitaron ante el fiscal jefe, Alejandro Luzón, los seis fiscales anticorrupción de Sevilla.

Por el juzgado

Aunque fuentes judiciales confirmaron a ABC que la juez sigue de baja por motivos personales, Núñez acudió el jueves y volvió ayer al juzgado, que dejó el pasado 18 de junio. Aquel día, antes de que se conociera la denuncia de los fiscales sevillanos sobre su forma de instruir, firmó 19 resoluciones. Entretanto acaba la situación de baja laboral de Núñez, su sustituto Ignacio Vilaplana, seguirá al frente del juzgado.

Como avanzó a ABC, en el escrito que remitió finalmente la Fiscalía al CGPJ, se formula queja por falta «grave o muy grave» contra la magistrada por el «evidente perjuicio de los fines del proceso penal y de la Administración de Justicia». La Fiscalía refiere que la «desatención y retraso en la tramitación y resolución de causas», hace «imposible proceder en los términos exigidos por la Ley de Enjuiciamiento Criminal» para «el esclarecimiento de los hechos y la determinación de la responsabilidad penal de los partícipes». Según el contundente informe la forma de instruir de Núñez Bolaños favorece que «el ejercicio de la acción penal no alcance sus objetivos».

Los fiscales informaron igualmente de los reiterados archivos de piezas del caso ERE, de que desoye las reiteradas llamadas de atención ante el riesgo de prescripción de numerosas piezas del caso ERE o IDEA, debido a la lentitud de la instrucción de diligencias. Los fiscales ponen igualmente el acento en el rechazo de la magistrada a la práctica de pruebas solicitadas por el Ministerio Público, algunas a pesar de que la Audiencia le había advertido de la necesidad de practicarlas.

El minucioso escrito de la Fiscalía Anticorrupción relatando la dejación de funciones, la arbitrariedad y los retrasos injustificados de la instructora de los ERE obliga al CGPJ a elaborar una investigación. El promotor de la acción disciplinaria del órgano de gobierno de los jueces, Ricardo Conde, ya ha abierto diligencias informativas para determinar si debe abrirse expediente disciplinario a la juez. Conde ha emplazado a la juez a contestar por escrito a las acusaciones de la Fiscalía y le ha ampliado el plazo habitual de siete días, dada su situación de baja laboral y la trascendencia de la queja que afecta a varias macrocausas.

Delicada situación

Núñez Bolaños estaría preparando su defensa ante la delicada situación en la que le coloca la denuncia de la Fiscalía que en el peor de los casos podría apartarla del juzgado e incluso de la carrera judicial. La Fiscalía cree que la casuística es abrumadora, consciente de que para que el CGPJ considere falta grave o muy grave los hechos deben ir más allá de una disparidad de criterios.

Pero no es solo una opinión de los fiscales. El último oficio de la Guardia Civil del que ayer informaba ABC, corrobora buena parte de las denuncias de los fiscales sobre la instrucción de Núñez. Dicha información no fue incorporada a la denuncia ya que aunque fue emitida por la Unidad Central Operativa de la Benemérita el 23 de mayo, Núñez no dio traslado a las partes del escrito, como hizo días atrás su sustituto.