El vicepresidente de la Junta, Juan Marín
El vicepresidente de la Junta, Juan Marín - Efe/Miguel Ángel Molina

La Junta de Andalucía obliga a colegiarse a los trabajadores contra la violencia de género

Juan Marín anuncia un refuerzo de 118 personas en las unidades de valoración y los juzgados

SevillaActualizado:

El Gobierno andaluz no renovará los contratos de los profesionales que prestan servicio en las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género y que no estén colegiados. Así lo anunció este jueves el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, quien cumple de esta manera con lo establece una sentencia del Tribunal Constitucional pero también con lo que reclamaba Vox que ha sido la formación que ha puesto el foco en estas unidades a través de su diputado el juez en excedencia Francisco Serrano.

Marín ha explicado que sólo se prorrogarán los contratos que sean «imprescindibles» por el tiempo de convocatoria de una nueva licitación pública con equipos psicosociales y que, cuando se hagan nuevas incorporaciones a estas unidades, serán con unos nuevos pliegos donde se contempla la obligación de colegiación para estos trabajadores.

Marín ha dado una de cal y otra de arena a Vox ya que, al tiempo que le ha dado la razón con la colegiación de los profesionales, ha anunciado que va a reforzar estos servicios que atienden a las mujeres maltratadas.

Así, va a reforzar e incrementar los recursos contra la violencia machista, en concreto sobre las Unidades de Valoración Integral y los Equipos Psicosociales en los juzgados de Familia, con una dotación de unos 2,9 millones.

Las medidas suponen el incremento de los recursos humanos, de forma que habrá un equipo multidisciplinar más en siete de las ocho unidades de valoración, integrados por un médico forense, un psicólogo y un trabajador social. «Se van a reforzar las ocho unidades pasando a tener dos en cada provincia, salvo en Cádiz, que contará con tres unidades», lo que implica la contratación de ocho médicos forenses, ocho psicólogos, ocho trabajadores sociales y ocho administrativos que se incorporaran en la primera quincena de junio.

El plan anunciado por Marín incluye, además, el refuerzo de los órganos judiciales con competencias en violencia contra la mujer, lo que «redundará» en una disminución del «atasco» en la tramitación de expedientes y en una mejor atención a la ciudadanía. Para ello, el vicepresidente confirmó el refuerzo de los juzgados y órganos que tengan competencia en violencia sobre las mujeres, en concreto en 51 juzgados mixtos o en los juzgados penales con competencia exclusiva en esta materia.

En total, se van a nombrar 94 tramitadores interinos que empezarán su trabajo a partir del 3 de junio, medidas que en su conjunto supone una dotación de algo más de 2, 9 millones.

Niega que se cuestione a los trabajadores

A pesar de esta decisión, Juan Marín ha negado que el Ejecutivo andaluz haya puesto en cuestión a esos trabajadores y cree que la mejor forma de reconocer su trabajo es «dotarles de más medios, lo que llevan pidiendo muchos años». «No son el 50 % los profesionales no colegiados. En equipos psicosociales solo el 12 % no están colegiados, mientras en el caso de los médicos forenses el porcentaje alcanza únicamente al 11 %».

A pesar de estas explicaciones, Susana Díaz no ha desaprovechado la oportunidad para censurar al Gobierno andaluz. «PP y Ciudadanos han acabado pasando por el aro de la «extrema derecha de Vox y van a plantear un recorte en los profesionales».