La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, y el portavoz y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo
La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, y el portavoz y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo - EFE

La Junta de Andalucía reactiva la obra pública con una herencia de 720 millones de euros

Fomento se compromete a gastar lo que dejó pendiente el Gobierno del PSOE y lo invertirá en carreteras y los metros de Sevilla, Málaga y Granada

SevillaActualizado:

El Gobierno andaluz inició ayer los trámites para elaborar un nuevo plan de infraestructuras que quiere ser «realista» y en el que se comprometen a «formular, ejecutar y finalizar en plazo». Pero eso será en 2021 porque apenas ha empezado a diseñarse y sólo se conocen algunas premisas básicas como que contemplará la financiación público-privada y que contará con los fondos europeos Feder en el marco 2021-27. Mientras este plan se materializa, la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, anunció que va a gastarse todo el dinero que queda pendiente del plan de infraestructuras del Gobierno del PSOE y del que sólo se ha gastado el 44% del presupuesto consignado, si bien es verdad que está vigente hasta el año 2020. Se trata de 720 millones de euros en obras de infraestructuras, carreteras y puertos en proyectos iniciados, algunos hasta licitados, que no se han llevado a cabo.

El Plan Pista contaba con 1.300 millones de euros entre 2016-2020 y sólo se han gastado 580 millones, dejando algunos programas con una bajísima ejecución como el destinado a áreas logísticas (con sólo un 1,3% de gasto respecto a lo consignado), o el Plan Andaluz de la Bicicleta en el que no se invirtió ni la cuarta parte de lo previsto.

Desbloqueo

«La prioridad ahora es acabar con los proyectos viales y ferroviarios que están paralizados por lo que vamos a desbloquear los que están más avanzados», explicó la consejera Marifrán Carazo. Así se han desbloqueado el desdoble de la Autovía de Alcalá de Guadaíra-Dos Hermanas en Sevilla; se va a adjudicar en breve por 25 millones de euros el tramo El Cucador-La Concepción de la autovía del Almanzora de Almería, además de licitar por 23,4 millones de euros el viaducto de la autovía de Acceso Norte de Sevilla en La Rinconada. También se va a poner en marcha la variante de Roquetas de Mar y la de Berja, que lleva paralizada desde el año 2012, «bloqueada tras una inversión de más de cuatro millones de euros.

También se va a abordar la puesta en marcha de los tranvías paralizados

El Gobierno andaluz también se ha comprometido a impulsar los metros de Granada (que se va a licitar en breve), Málaga y Sevilla, terminando las obras de metropolitano de Málaga «que tienen abierta en dos a la ciudad» y cuyas líneas 1 y 2 están ya comprometidas; y revisando los proyectos constructivos de las líneas 2, 3 y 4 del Metro de Sevilla que se han quedado obsoletas, además de reactivar la negociación con el Gobierno central para acordar las inversiones. También se va a abordar la puesta en marcha de los tranvías paralizados (Alcalá de Guadaíra, Jaén y Bahía de Cádiz).

La consejera de Fomento explicó al término del Consejo de Gobierno que ayer se estrenó el acceso al Parque Tecnológico de Málaga, «que por primera vez en 20 años no ha tenido atascos» por la construcción de una rotonda y un carril reversible que son el «inicio» de un plan más ambicioso que resuelva la demanda de los empresarios que lo conforman.

Puertos

La Consejería de Fomento también va a abrir una línea de inversión en los puertos andaluces, tanto en los deportivos como en los pesqueros, facilitando los dragados y renovando las concesiones portuarias que están caducadas. Una apuesta rotunda será por el puerto seco de Antequera, un proyecto mil veces prometido y sin terminar. Las zonas logísticas también tendrán atención preferente porque el Gobierno considera que son clave para el desarrollo económico.

Carreteras

Entre los proyectos a medio plazo se encuentra el desdoble de la carretera El Puerto-Rota-Chipiona, la mejora de la A-384 entre Arcos y Antequera, la variante de Pozoblanco en Córdoba, la de Alhama en Granada o el «aumento de la capacidad» en el tramo Almonte-Matalascañas, lo que de momento descarta el desdoble.

Capítulo aparte merece el peaje de la AP-4. Como avanzó ABC, la consejera ha reconocido que no se rescatará la concesión de la Autovía que une Sevilla y Cádiz tal y como prometió Juanma Moreno durante la campaña electoral. «Es un proceso muy farragoso, que costaría 4,5 millones de euros al mes a los andaluces y cuando terminásemos ya se habría acabado el plazo. No tenemos, además, ahora un interlocutor válido en el Gobierno de España que no se ha constituído».

Lo que sí ha garantizado «con rotundidad» es que la Junta mantiene que ese peaje no debe continuar en 2020, «el Gobierno de España nos tendrá enfrente si pretende mantenerlo. Y mucho nos tememos porque el ministro en funciones de Fomento ha dicho que una opción que se plantean es pagar las pensiones con los ingresos de los peajes.

A pesar de esta postura, Marifrán Carazo no quiso avanzar si la Junta bonificaría en ese caso el peaje a los andaluces para evitarles ese coste. Tampoco se pronunció sobre el desdoble de la carretera N-IV entre Sevilla y Cádiz, una obra proyectada, iniciada y parada.