Una depuradora en pleno funcionamiento
Una depuradora en pleno funcionamiento - ABC
Ceacop

«La Junta de Andalucía tiene en un cajón 300 millones sin gastar que aún no ha encontrado»

La patronal de la construcción denunucia que la administración cobra impuestos para construir depuradoras que luego no ejecuta

SevillaActualizado:

La Junta recauda cada año decenas de millones de euros de los andaluces en su recibo del agua para cumplir con el mandato de la Unión Europea de depurar y sanear el agua que se consume. Sin embargo, denuncian desde Ceacop, la administración andaluza por ahora no ha construido las depuradoras que deberían haber acometido con ese dinero.

«En Andalucía hay 120 millones de euros que recauda la Junta para la construcción de depuradoras y Europa nos está sancionando por no tenerlas hechas. Resulta que la Consejería que tiene esa atribuciones solo adjudica 83 millones de los 120 de los que dispone», denuncian en Ceacop. Para colmo, de esos 83 millones que sí gasta, «no lo hace al cien por cien en la construcción de depuradoras porque también se destina ese dinero a redacción de proyectos o a limpieza de cauces», explica la presidenta de la patronal de la construcción, Ana Chocano.

«Han dejado ociosos este año 40 millones de euros; 60 en 2017; más de 50 en 2016... Nos ponemos a sumar y al final hay una caja por ahí en la Junta que parece que nuevo Gobierno aún no ha descubierto y que tiene 300 millones de euros para destinar en obras de depuración y saneamiento», indica Chocano, quien pide a la Junta que busque ese dinero y «nos den trabajo. Queremos trabajar. Si hay un nicho donde hay dinero, empléese».

Los constructores recuerdan que el dinero destinado a depuradoras no puede dedicarse a nada más: «Es un dinero finalista, no se puede dedicar a otra cosa», explicó el secretario general de Ceacop, Daniel Fernández, quien insistió en que la Consejería de Medio Ambiente -hoy Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural- está recaudando decenas de millones pero invierte solo una parte.

Impuestos

«Para nosotros es dramático. Pagamos impuestos para tener una inversión en depuración y tratamiento de aguas y al mismo tiempo todos los ciudadanos pagamos sanciones que nos impone ya la Unión Europea», indicó Fernández, lo que demuestra «una incompetencia absoluta de la administración que recauda el dinero vía impuestos, no es capaz de ejecutar sus infraestructuras, no se gasta el dinero y otra vez con el dinero de los ciudadanos paga las sanciones que nos impone Europa».

El secretario general de Ceacop añade el hecho de que Andalucía «sigue contaminando y sin adecuar las aguas que pueden ser reutilizadas en Agricultura y otras necesidades porque somos un país con un déficit hídrico muy importante».

Las sanciones a las que se refieren en Ceacop son ya una realidad a la que se enfrentan los andaluces. Así, el año pasado la UE sancionó a la Junta de Andalucía por la falta de tratamiento en las aguas de Matalascañas, Isla Cristina, Nerja, Alhaurín el Grande, Coín, Barbate o Tarifa, donde debían haberse construído depuradoras. La multa, de doce millones, es ampliable en 10,9 millones por cada semestre de retraso en la puesta en marcha de medidas correctoras.

Denuncia

Por su parte, desde el Foro Saneamiento Costa del Sol semuestran sorprendidos de que la Junta les quiera responsabilizar a ellos de la falta de depuradoras que, aseguran, son resposabilidad del gobierno andaluz. «La Junta de Andalucía lleva desde 2011 cobrando un canon de saneamiento. Se trata de un canon solidario, y finalista. Solidario porque lo pagan todos los andaluces, tengan o no depuradoras en sus municipios. Finalista porque debe ser invertido en las depuradoras. Hasta última etapa de 2018 se estima que se han recaudado más de 600 millones de euros en Andalucía, siendo Málaga la capital que más aporta».

Explica el Foro además que «los ayuntamientos lo único que hacen es recaudar y entregar ese dinero a la Junta de Andalucía, son meros cobradores, no tienen el poder de invertir ese dinero».