Incendio declarado este verano en Manilva
Incendio declarado este verano en Manilva - ABC
Medio Ambiente

La Junta de Andalucía y el PP coinciden en edurecer las penas para los autores de los incendios forestales

Consideran que es necesario abrir este debate para frenar la quema intencionada del monte pero se acusan mutuamente de falta de acción

SevillaActualizado:

La tregua que han permitido los incendios forestales en Andalucía han dado paso a la polémica política a pesar de estar en pleno mes de agosto. El PSOE y el PP cruzaron ayer duras acusaciones sobre la manera de enfrentarse al fuego pero también coincidieron en la necesidad de abrir el debate sobre el endurecimiento de las penas para quienes provoquen incendios forestales.

En este sentido, la número dos del PP andaluz, Loles López, pidió la unidad de las instituciones en este asunto. «El PP está en los hechos, no en los titulares», dijo ofreciendo su mano. Desde el Gobierno andaluz comparten el fondo del debate. En varias ocasiones el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, se ha pronunciado en contra de los «terroristas ambientales» como denomina a los pirómanos. «Entendemos que sería necesario endurecer esas penas para disuadir a esas personas que verano tras verano incendian el bosque de manera intencionada», aseguraba ayer a ABC.

«Pero lo que es más importante a mi juicio, es hacer un esfuerzo para que las personas que de manera intencionada provocan un incendio forestal sean detenidas; porque el índice es bajo». El consejero de Medio Ambiente reconoce la dificultad del trabajo de las de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, si bien les pide un esfuerzo extra para detener a quienes queman el monte en Andalucía.

Pocos esclarecidos

El gran escollo con el que cuentan los investigadores es la dificultad a la hora de determinar la autoría de los incendios. Los últimos datos facilitados por la Guardia Civil ponen de manifiesto que de los 208 incendios forestales investigados en lo que va de año sólo se ha podido llegar a esclarecer las causas en 79 de ellos, mientras que en el resto (129), el origen sigue siendo desconocido. De hecho, la investigación de estos siniestros se ha saldado con cuatro detenidos y 26 personas investigadas. En el 85 por ciento de los casos, la mano del hombre esta detrás de estos incendios, ya sea por negligencias (39 por ciento), accidentales (29 por ciento) o intencionados (16 por ciento). Sólo el 15 por ciento de los fuegos forestales se originaron por causas naturales.

El Código Penal contempla penas de hasta 20 años de prisión y 24 meses de multa para los responsables de provocar un incendio con peligro para la vida o la integridad física de las personas. Cuando el fuego provoca víctimas mortales podría considerarse, además, que el autor es responsable de un delito de homicidio.

En el caso de aquellos incendios provocados que no suponen peligro para la vida o la integridad de las personas, los acusados se enfrentan a condenas de prisión que van de uno a tres años, si bien la reforma del Código Penal de 2015 endureció las penas para los autores de incendios forestales. En este sentido, el artículo 352 contempla condenas de cárcel de uno a cinco años y multas de 12 a 18 meses para los fuegos de masas forestales o montes. Si dicho siniestro afecta una superficie de considerable importancia u ocasionan un importante deterioro de los recursos medioambientales, se impondrá prisión de tres a seis años y una multa de 18 a 24 meses.

También aumentan las penas si el causante del fuego obtiene beneficios económicos del mismo, si perjudica a terceros, si existe riesgo de propagación a edificios o propiedades ajenas, o si perjudica gravemente las condiciones de la vida natural. Cuando un incendio es provocado por imprudencias, como el encendido de una barbacoa al aire libre o una quema de rastrojos, su autor será castigado con una se les impone la pena inferior en grado de las previstas por ley para cada supuesto.

Cruce de acusaciones

El consenso en la necesidad de endurecer las penas para los pirómanos no restó acritud al cruce de acusaciones sobre la manera de gestionar este asunto tan sensible. Así, la número dos del PPandaluz, Loles López, explicó que han pedido la convocatoria de la Diputación Permanente del Parlamento para que el consejero de Medio Ambiente dé explicaciones sobre los últimos fuegos, «pero el Gobierno de Susana Díaz no ha hecho nada. Eso dice mucho de lo que le importa al PSOE este problema».

«Los incendios se apagan en invierno y es necesario un plan de prevención que incluya la limpieza de los montes y un plan económico y medioambiental con fondos para la regeneración de la zona y para atender a todos los sectores productivos afectados». La dirigente popular también criticó que Pedro Sánchez esté de vacaciones en Doñana, «y no ha tenido la sensibilidad de personarse en los incendios que está sufriendo Huelva».

Las palabras de Loles López fueron respondidas de manera inmediata por la diputada del PSOE Carmen Cuello, «los profesionales del Infoca y de la consejería han estado al pie del cañón para combatir los fuegos que hemos sufrido. Pido al PP que critique menos y que apoye más ya que políticamente son ellos los que meten el cerillo».