El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro y el consejero de Hacienda, Juan Bravo
El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro y el consejero de Hacienda, Juan Bravo - Juan Flores

La Junta aportará 70 millones más a las universidades de Andalucía este año

El aumento se debe a las subidas salariales y a la recuperación de derechos de profesores, según explican desde la Consejería de Hacienda

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presupuesto de la Junta de Andalucía para este año, que el próximo jueves aprobará el Consejo de Gobierno, recogerá «una financiación histórica para la Universidad andaluza», derivado de la recuperación de derechos laborales y complementos retributivos de los profesores, según avanzaron fuentes de la Consejería de Hacienda, Industria y Energía. Los detalles de las cuentas se darán a conocer la próxima semana.

Con este presupuesto, insisten desde la Junta, se desmonta la imagen «poco rigurosa» de quienes quieren «hacer creer» que el gasto del Ejecutivo andaluz en las universidades públicas cae cuando sucede todo lo contrario, que crece, según indican desde la Consejería que dirige Juan Bravo.

De esta forma, las universidades públicas andaluzas han propuesto en sus presupuestos un aumento del gasto de personal que ronda los 70 millones de euros en conjunto, según datos del Gobierno andaluz. Este alza procede de la subida salarial de los empleados públicos (en torno a 30 millones de euros), el reconocimiento de quinquenios y sexenios al personal docente e investigador contratado laboral (7,5 millones de euros), un complemento de productividad para personal de administración (más de 8 millones de euros) y el reconocimiento de determinados complementos autonómicos (casi 10 millones de euros).

Con estos datos, el Ejecutivo sale así al paso de las críticas y dudas vertidas por el sindicato CCOO, que ha enviado un correo electrónico a la comunidad universitaria en el que señalaba que la Junta de Andalucía iba a limitar los costes de personal de los centros públicos de educación superior de Andalucía, de modo que verían reducido su presupuesto en costes de personal en unos 14,4 millones de euros, extremo que niegan rotundamente desde el Gobierno andaluz.

Esto se debe, explican, a la discrepancia que existe entre los datos que figuran en el anteproyecto de ley del presupuesto que el Gobierno ha mandado al Consejo Consultivo y el presupuesto aprobado por las propias universidades andaluzas para este año, que arrojarían esa diferencia, según el sindicato. Sin embargo, fuentes del Gobierno consultadas por ABC indican que los sindicatos «están transmitiendo la imagen de que hay recortes» en un apartado en el que, aseguran «se va a experimentar un aumento histórico» de inversión.

«CCOO está tratando de vender como un recorte un presupuesto que aún no conoce en detalle y que en realidad recogerán una subida histórica para el conjunto de las universidades públicas andaluzas», explican desde la Junta de Andalucía.

La negociación de estas mejoras en la remuneración la firmó en 2017 el secretario general de Universidades, Manuel Torralbo, en un documento en el que se comprometía a velar porque el presupuesto andaluz contemplara las partidas necesarias para recoger estas mejoras retributivas.

Acuerdo de 2017

Aunque suponían un coste elevado para las cuentas públicas, de este acuerdo no se informó formalmente a la dirección general de Presupuestos. El consejero con competencias en universidad en aquel momento era Antonio Ramírez de Arellano, catedrático y rector de la Hispalense hasta junio de 2015 y que hoy ejerce la oposición en el Parlamento andaluz de la mano del PSOE, con lo cual estaba directamente afectado por este acuerdo.

Las fuentes consultadas del Gobierno andaluz afirman que «se va a respetar y a cumplir este acuerdo y habrá en el nuevo presupuesto una partida histórica para la educación pública». De esta forma, «el compromiso con la educación pública es histórico», insisten, lo cual «no impide que en el futuro cualquieracuerdo que afecte a las cuentas públicas, por transparencia y rigor, sea comunicado a la Hacienda pública».

Desde el Ejecutivo de Juanma Moreno indican además que este año, al estar todavía el presupuesto de 2018 prorrogado, se han elaborado las nuevas cuentas públicas una vez que ya estaban aprobadas las previsiones de gasto de todas las universidades públicas, algo que no ha ocurrido hasta ahora, y por eso se han comparado esas partidas. No obstante, «aunque exista alguna discrepancia entre las cifras de la Junta y la Universidad, las retribuciones legales, con las subidas pactadas, se cubren en su integridad».