Una profesora imparte clases con una pizarra electrónica
Una profesora imparte clases con una pizarra electrónica - ABC
EDUCACIÓN

La Junta asegura que la reducción de horas a los docentes de Religión se compensará con más alumnos

El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, responde a la polémica «hemos elegido el menor número de horas dentro de la horquilla que nos permite la Lomce»

SEVILLAActualizado:

El Gobierno andaluz obvió este martes las protestas unánimes de todos los sindicatos sobre la reducción de horas de Religión a los alumnos de tercero de ESO que supondrán un serio recorte a los docentes en la materia. El portavoz del Ejecutivo de Susana Díaz, Miguel Ángel Vázquez, aseguró que «los profesores de Religión tendrán más horas que impartir al haber más alumnos, a pesar de que hay menos horas lectivas», de acuerdo con las previsiones que maneja la propia Consejería de Educación de cara al próximo curso, por lo que ha indicado que la «reducción» de horas que afecta a estos profesores de Secundaria «se sufragará» con una mayor presencia de los alumnos en esta asignatura.

Miguel Ángel Vázquez ha asegurado que la Consejería de Educación está cumpliendo la Lomce, ley que establece una horquilla entre máximos y mínimos de horas de impartición de Religión, y que se ha elegido «la parte baja de la horquilla» ya que desde el Gobierno «entendemos que hay otras materias que requieren más tiempo para tener niños mejor formados».

«Como la Religión es una materia que se evalúa, es posible y previsible que haya un mayor numero de niños que se matriculen porque esa materia computa para la nota media final, con lo cual harán falta más profesores», aseguró para zanjar la polémica.

Amenaza con el Supremo

Pero no es el único frente que tiene abierto el Ejecutivo andaluz contra la Lomce. La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, anunció ayer que está estudiando recurrir ante el Tribunal Supremo el decreto que regula las reválidas en la ESO y Bachillerato, tras comunicar que solicitará al ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial de Educación para tratar el decreto en el que se regulan estas evaluaciones finales.

La Consejería de Educación recuerda al ministro que ha aprobado una normativa básica sin contar con el consenso «imprescindible» que debe tener cualquier tema relacionado con la Educación.

En este sentido, la Junta ha lamentado que «el Ministerio, con premeditación y alevosía diera luz verde el último día de julio, previo al periodo vacacional educativo, a estos reales decretos de profundo calado»", aunque "desgraciadamente" sí va en consonancia "con la línea de disenso e imposición al que viene acostumbrando, en contraste con la necesidad de pacto y alianzas que demanda la ciudadanía".

El Gobierno andaluz considera que este modelo de evaluación de la Lomce «no aporta formación ni motivación al alumnado, sino que sólo logra segregarlo en función de los resultados obtenidos y dificultar» la obtención de la titulación correspondiente.