Javier Millán atiende a los medios en los juzgados de Sevilla
Javier Millán atiende a los medios en los juzgados de Sevilla - Raúl Doblado
Rifirrafe político

La Junta rechaza la «manipulación política» de la colegiación de los trabajadores contra la violencia machista

Javier Millán asegura que el gobierno debe cumplir la sentencia del Tribunal Constitucional que obliga a los profesionales a su colegiación

SevillaActualizado:

El responsable de la Consejería de Justicia en Sevilla, Javier Millán, se ha pronunciado este viernes sobre el anuncio realizado ayer por el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, por el que el Gobierno andaluz no renovará los contratos de los profesionales que prestan servicio en las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género y que no estén colegiados, cumpliendo así lo que establece una sentencia del Tribunal Constitucional pero también con lo que reclamaba Vox, la formación que ha puesto el foco en estas unidades a través de su diputado el juez en excedencia Francisco Serrano.

Si bien, Millán ha rechazado que este asunto «desgraciadamente» esté siendo objeto de «manipulación política interesada para obtener votos», sin referirse explícitamente a ninguna formación política. Ante esto, ha pedido «serenar esta cuestión».

Además, como hiciera su jefe ayer, ha señalado que la sentencia del Tribunal Constitucional hay que cumplirla y ésta implica que los profesionales que trabajen para la administración estén colegiados.

Millán, en declaraciones a los medios en la nueva sede de los juzgados especializados contra la violencia de género en el Prado de San Sebastián de la capital, ha insistido en lo dicho ayer por Marín, quien explicó sólo se prorrogarán los contratos que sean «imprescindibles» por el tiempo de convocatoria de una nueva licitación pública con equipos psicosociales y que, cuando se hagan nuevas incorporaciones a estas unidades, serán con unos nuevos pliegos donde se contempla la obligación de colegiación para estos trabajadores.

A pesar de esta decisión, Juan Marín negó que el Ejecutivo andaluz haya puesto en cuestión a esos trabajadores y cree que la mejor forma de reconocer su trabajo es «dotarles de más medios, lo que llevan pidiendo muchos años».