Manuel Alejandro Hidalgo, Francisco Herrero y Francisco Ferraro, en la presentación del informe
Manuel Alejandro Hidalgo, Francisco Herrero y Francisco Ferraro, en la presentación del informe - JESÚS SPÍNOLA
Coyuntura

Junta y ayuntamientos andaluces contratan a golpe de elecciones, según el Observatorio Económico

El empleo público creció un 10% antes de las autonómicas y municipales de 2015

SEVILLAActualizado:

«El ciclo político provoca la contratación artificial» por parte de las administraciones públicas en Andalucía, y ello «es algo que ocurre sistemáticamente y que debe desaparecer en un país civilizado». Es la afirmación que ha hecho esta mañana de lunes el presidente del Observatorio Económico de Andalucía (OEA), Francisco Ferraro, durante la presentación en Sevilla de un informe sobre la evolución del empleo público en la comunidad autónoma.

Este análisis, en el que participa también la Universidad Pablo de Olavide (UPO), subraya que en la primera mitad de 2015 ayuntamientos y diputaciones andaluces aumentaron un 10% las contrataciones de personal, justo en los meses de campaña previos de los comicios autonómicos y locales, que se celebraron en marzo y mayo, respectivamente. «Se creó empleo público temporal con mucha rapidez coincidiendo con el ciclo político, a través de programas de empleo que gestionaban los ayuntamientos con subvenciones de la Junta de Andalucía», ha explicado Manuel Alejandro Hidalgo, profesor de Economía de la UPO.

Estas contrataciones «artificiales», que se hacen por periodos de entre tres y seis meses de tiempo, es una de las explicaciones de que la Encuesta de Población Activa (EPA) de la primera mitad de 2016 fuese tan negativa para Andalucía por la fuerte destrucción de empleo. «Con la misma rapidez que se crean estos puestos de trabajo luego desaparecen cuando finaliza el periodo de contratación», ha señalado Hidalgo.

Así, el citado informe subraya que el comportamiento de la ocupación en Andalucía durante 2016 «estuvo muy condicionado por la evolución del empleo público», una evolución «divergente» respecto a la del sector privado.

El estudio también refleja el mayor peso histórico del empleo público en Andalucía (un 18,7% del empleo total) que en España (con un 16,1% de media).

En el mismo acto, el OEA y la UPO han presentado su informe trimestral sobre la economía andaluza, que en esta ocasión se refiere al cierre del año 2016, y las previsiones para 2017. Estos analistas estiman que el pasado año el PIB andaluz creció un 2,6%, tres décimas por debajo de la media nacional (2,9%).

Para este año 2017 estiman que se mantendrá el diferencial de crecimiento, con un 2,4% regional frente al 2,7% en España.