Laura Gómiz, junto a su abogado Adolfo Cuéllar, llega a la Audiencia para declarar como testigo
Laura Gómiz, junto a su abogado Adolfo Cuéllar, llega a la Audiencia para declarar como testigo - EP
Tribunales

Laura Gómiz admite que en Invercaria existía «un descaraje total» en la documentación

La ex consejera delegada de la empresa pública de capital riesgo declara como testigo en el juicio por el préstamo de 100.000 euros a Aceitunas Tatis

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Laura Gómiz, ex directora general de Invercaria desde marzo 2009 hasta julio de 2010, cuando asumió el cargo de consejera delegada de la sociedad, que abandonó en 2014, ha declarado como testigo este miércoles en el juicio que celebra la Audiencia de Sevilla contra el también expresidente Tomás Pérez-Sauquillo y Gracia Rodríguez, exdueña de Aceitunas Tatis, empresa que recibió en junio de 2009 un préstamo de cien mil euros sin documentación alguna y de forma arbitraria, según la Fiscalía. Precisamente a preguntas del representante del Ministerio Fiscal, Gómiz ha admitido que en Invercaria había «un descaraje total» en la documentación.

Gómiz, acusada en dos piezas de Invercaria, conoció del préstamo de Aceitunas Tatis por la secretaria de Pérez-Sauquillo, quien, según la testigo, encargó a Cristóbal Cantos, entonces director del departamento de Promoción, que se encargará de todo lo relativo a este expediente de inversión. La mala relación entre Cantos y Gómiz es más que evidente, teniendo su origen en la denuncia del exdirectivo por supuestas coacciones de ella para que «fabricara» documentación para rellenar a posteriori los expedientes de los préstamos. Tras ser juzgada, ella salió absuelta. Cantos también denunció su despido y la Justicia dio la razón a Invercaria.

En este sentido, ha afirmado lo que Cristóbal Cantos ha venido diciendo sobre los papeles de Invercaria «ha hecho mucho daño», dejando entrever que «Invercaria ha intentado engañar a los juzgados».

No obstante, la decisión de invertir en Aceitunas Tatis fue de Pérez-Sauquillo, según Gómiz, quien ha admitido que esta empresa no era una sociedad «semilla» o arranque a la que supuestamente iba destinada la línea de los préstamos. Ella ha explicado que Invercaria amplió el objetivo de estos préstamos para empresas en reestructuración o en procesos de expansión, como sí es el caso de Tatis, que también recibió el año 2009 un aval de salvamento de 90.000 euros.

Objeto del juicio: ¿un préstamo sin papeles?

El fiscal, durante parte de su interrogatorio, ha mostrado a Gómiz una serie de documentación y se han enrocado en las fechas de cada uno de ellos. Según Fernando Soto, el fiscal anticorrupción, lo que se ve en este juicio es «si el préstamo se dio sin papeles». Además, ha afirmado que lo que mandó (papeles) Invercaria a los juzgados cuando saltó el caso Invercaria «no corresponde con lo que había de Aceitunas Tatis», por ello en la sesión de hoy ha intentado exponer las contradicciones entre lo mandado por Invercaria y lo que hay.

Gómiz, en sus respuestas, ha señalado que allí había «un total descaraje» en la documentación. Ella no analizó en 2011 la documentación existente, sino que lo que hizo fue recopilarla. «Intentamos organizar la nefasta documentación».

Un correo de Gómiz a Cantos por falta de documentación

Tras leerle un correo de Laura Gómiz a Cristóbal Cantos de mayo de 2011, en la que ella le indicaba la documentación necesaria que faltaba (cuentas anuales, impuesto de sociedades y el plan de negocios) de Aceitunas Tatis, la ex consejera delegada ha afirmado que lo recogido en el correo no quiere decir que la documentación no existiera sino que entonces no formaba parte del expediente de la inversión de cien mil euros a la empresa jiennense.

De otro lado, sobre los informes de seguimientos de las inversiones, Gómiz ha asegurado que hasta su llegada eran «más informales», algo que ella intentó corregir. Precisamente, su aterrizaje en Invercaria fue para implementar los procedimientos de actuación, pues para ella el Plan Director, que la Fiscalía considera manual de actuación, no es tal.

Ha negado que mandara a Cantos a hacer la propuesta de inversión de Aceitunas Tatis a posteriori, sino que le pidió que intentara sacar todo los datos posibles que existieran. «Se negó a hacerlo, y lo hizo una técnico con mi ayuda», ha afirmado Gómiz.

Antes de la declaración de Gómiz, ha sido el turno de una trabajadora de Aceitunas Tatis, la única que tenía en nómima junto a la propia Gracia Rodríguez. Esta testigo, sin saber especificar la fecha, ha señalado que le entregaron la documentación de la empresa, comenzando por una carta, a Cristóbal Cantos, tanto por correo como en persona. Cabe recordar que Cantos declaró en su testifical que él no había analizado esta inversión y que conoció el préstamo a esta empresa a posteriori.