Antonio Baños Bonocompain
Antonio Baños Bonocompain - ABC

Un líder de la CUP se ríe del acento andaluz: «Pisha, ehplicano el embroyo catalufo»

Antonio Baños Bonocompain ha cargado contra los andaluces y también contra Cajasol y el PSOE-A en un mensaje en Twitter

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Antonio Baños Bonocompain, político catalán y candidato a presidente de la Generalitat de Cataluña con la CUP en 2015, ha publicado en su perfil de Twitter un mensaje en el que se ríe del acento andaluz y ataca tanto a Cajasol como al PSOE de Andalucía.

[Eva González, el Yuyu o Kiko Matamoros responden al mensaje contrael acento andaluz del líder de la CUP]

El periodista y escritor, miembro de la plataforma Súmate, una organización proselitista que busca el fomento de la idea de una Cataluña independiente, ha indignado a muchos en Twiter al intentar imitar, a modo de burla, el acento andaluz del periodista Enric Juliana. «El amic Juliana participando en foros de gran rigor intelectual: "Pisha, ehplicano el embroyo catalufo anteh de uno finoh" Y además, en la fundación Cajasol brazo financiero de PSOE-A» (sic).

Baños no solo se ríe del acento andaluz, sino que además publica un mensaje plagado de faltas de ortografía en una supuesta transcripción del acento del Sur de España. Más aún, el político independentista catalán señala a la fundación Cajasol como brazo financiero del PSOE andaluz.

El mensaje del catalán viene a colación de una charla que Juliana y el expresidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla, iban a dar sobre el tema catalán en Sevilla. Esto ha servido de excusa al político catalán para reírse del acento de los andaluces y su capacidad intelectual.

El mensaje de Baños ha tenido su respuesta poco después por parte del objetivo de su burla. Así, Enric Juliana ha escrito: «Amb tot el respecte pel teu sentit de l'oportunitat i de la filigrana @antoniobanos_ que et dediquis ara a ridiculitzar la parla dels andalusos em sembla caure molt baix. És un senyal de feblesa política» («Con todo el respeto por tu sentido de la oportunidad y de la filigrana @antoniobanos_ que te dediques ahora a ridiculizar el habla de los andaluces me parece caer muy bajo. Es una señal de debilidad política»).

Baños no es, desde luego, el primer catalán que se ríe del acento y la cultura andaluza. Así, Jordi Pujol, hoy implicado en varios casos de corrupción ya cargó contra los andaluces en un libro de 1958 y reeditadoen 1976. Entonces el ex «molt honorable» decía cosas como que el hombre andaluz «es un hombre anárquico, un ser destruido». Durán y Lleida también se despachó contra los andaluces: «Cataluña –dijo– no está justamente tratada en materia de aportación fiscal al Estado. Mientras los payeses catalanes no pueden recoger la fruta por los bajos precios, en otros sitios de España con lo que damos nosotros de aportación al Estado, reciben un PER para pasar una mañana o toda la jornada en el bar del pueblo».

En la lista de quienes han querido atacar el acento andaluz no solo hay catalanes. Pero sí parecen mayoría. Es el caso del policía catalán que publicó en las redes sociales que los andaluces pasan tres meses trabajando y nueve en un bar. También el caso del que fuera cónsul español en Washington, Enrique Sardá, quien se burló dle acento de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. El debate sobre el acento andaluz impregna la política pero también la televisión. Así, el presentador del Operación Triunfo, Roberto Leal, fue objeto de críticas en las redes sociales por su deje al hablar.