Urgencias del hospital Virgen del Rocío de Sevilla
Urgencias del hospital Virgen del Rocío de Sevilla - EP

LISTERIOSISDel primer caso en Tomares a la alerta sanitaria, así se gestó la crisis de la listeria en Andalucía

El primer caso de la bacteria confirmado se registra el 28 de julio en el pueblo sevillano. Habían comido la carne mechada contaminada

Ascienden a 131 los afectados por listeriosis mientras se sospecha de otros 523

SevillaActualizado:

Lo que comenzó como una serie de casos aislados de infecciones alimentarias en Sevilla y Huelva, sin aparente conexión entre ellos, se ha convertido en un problema mucho más serio. La primera crisis sanitaria que afronta el Gobierno andaluz tiene ya una baja, la de una anciana de Sevilla de 90 años, y un radio de acción cada vez más amplio: 114 afectados dentro de la comunidad, además de casos sospechosos y confirmados en otras tres regiones. ABCreconstruye cómo se sucedieron las investigaciones del brote en los diez días más complicados para la Consejería que dirige Jesús Aguirre.

28 de julio. Primer caso de listeriosis

El primer brote de listeriosis asociado a la carne mechada en mal estado surgió el 28 de julio en la localidad sevillana de Tomares. Comenzó con una celebración familiar. De trece personas, nueve adultos resultan afectados por la intoxicación alimentaria. Entonces se desconocía el agente causante del cuadro de gastroenteritis y fiebre que presentaban. No se realizaron hemocultivos ni quedaron restos para sacar muestras, pero los afectados presentaron albaranes de compra de carne de «La Mechá». En la última quincena de julio se detectaron 12 casos de listeriosis en distintas localidades de Sevilla y 4 en Huelva.

5 de agosto. Intoxicación en Pilas

Aparece otro brote de toxiinfección alimentaria, esta vez en el pueblo sevillano de Pilas. Se hace una encuesta epidemiológica y se identifica ya como alimento sospechoso la carne mechada comprada en un comercio de dicho municipio.

7 de agosto. Recogida de muestras en el comercio

Los inspectores del Distrito Sanitario recogen las muestras de dos carnes mechadas que dispensa la tienda de Pilas: una es la producida por una empresa de Benaoján (Málaga) y otra, la elaborada en Sevilla por Magrudis, bajo la marca comercial «La Mechá».

8 de agosto. Comienzan las indagaciones

En un informe sobre la actuación del Laboratorio Municipal que analizó el embutido, el Ayuntamiento de Sevilla señala que a las 12.30 horas se reciben sin previo aviso las primeras muestras de carne mechada remitidas por el Distrito Sanitario Aljarafe Sevilla Norte, que depende de la Consejería de Salud. Hay dos muestras que llegan cerradas con precinto de plástico inviolable: una se identifica con la marca de «La Mechá». Ese mismo día, tras contactar con el coordinador del distrito, se empiezan a analizar ambas.

9 de agosto. Una de las carnes tiene listeria

El Laboratorio del Ayuntamiento de Sevilla comunica al Distrito Sanitario que la muestra es «altamente positiva» en la presencia de la bacteria listeria. La etiqueta, según el Consistorio, no corresponde con la carne queluego se supo que era la infectada, sino con otra a la pimienta y finas hierbas que se produce en Benaoján. Ese mismo día, Salud da instrucciones a la Delegación de Málaga para que investigue al establecimiento malagueño.

10 de agosto. Vuelta a empezar

La fábrica malagueña aporta «suficientes evidencias que hacen cuestionar su implicación en el asunto», señala en un informe interno la Consejería de Salud. Vuelve a poner el foco en el comercio minorista de Pilas, que vendió la carne contaminada.

12 de agosto. Brote en San José de la Rinconada

Cuatro personas expuestas y una hospitalizada por una nueva intoxicación que tiene su origen en un bar de esta localidad cercana a la capital sevillana. Habían comido carne mechada.

13 de agosto. Un «error» en el análisis

Otra inspectora de Salud se presenta en la fábrica de Magrudis en Sevilla y toma muestras del embutido que vende como «La Mechá». También analiza las superficies donde se produce y los instrumentos de corte, siguiendo el protocolo establecido para detectar la listeria. Las muestras se envían ese mismo día al Laboratorio de Sevilla. Tras varias consultas telefónicas, el Ayuntamiento comunica que ha detectado un «error» en la identificación de las muestras durante la toma de las mismas.

Las versiones de uno y otro se contradicen en este punto. En un informe interno al que ha accedido ABC, la Consejería de Salud, sostiene que fue el miércoles 14, un día después, cuando el referido laboratorio informó de que «ha habido un error y que los resultados iniciales positivos no se correspondían con la carne mechada elaborada en Benaoján sino con la del establecimiento de Magrudis».

14 de agosto. Se confirma la carne contaminada

El miércoles 14 el Laboratorio Municipal emite un informe que confirma que el foco de listeria está en la carne mechada de la firma sevillana. Ese mismo día, la Inspección Veterinaria del Ayuntamiento de Sevilla recibe nuevas muestras de la empresa Magrudis para su análisis. La investigación se centra ya en la carne contaminada. Aparece una nueva intoxicación en Alcalá del Río, con 30 personas expuestas y dos ingresados. Habían comido la carne de la fábrica sevillana.

15 de agosto. ABC lo publica y se emite la alerta

El jueves 15, a las 13.00 horas, el Laboratorio Municipal comunica a Salud que la muestra tomada el día 13 presenta un «crecimiento espectacular» de listeria monocytogenes. Ese día ABC había publicado que Salud investigaba dos brotes de listeriosis en Sevilla y Huelva y sospechaba de una carne mechada en mal estado. A las 20.00 horas, la Consejería anuncia que emite una alerta sanitaria y ordena la retirada de la venta del embutido de «La Mechá».Se habían perdido cuatro días por el fallo en los análisis.