La juez Mercedes Alaya
La juez Mercedes Alaya - ABC
Caso ERE

La «maldición» del juzgado de los ERE de Andalucía: siete jueces en siete años

Mercedes Alaya, Iván Escalera, Ana Rosa Curra, Rogelio Reyes, Álvaro Martín, María Núñez Bolaños y Nacho Vilaplana han pasado por Instrucción 6 desde el año 2012

SevillaActualizado:

Mercedes Alaya, Iván Escalera, Ana Rosa Curra, Rogelio Reyes, Álvaro Martín, María Núñez Bolaños y Nacho Vilaplana. Son los nombres de los siete jueces que han pasado en los últimos años por el juzgado de instrucción número seis de Sevilla, el órgano donde se ha instruido la mayor causa de corrupción de Andalucía, tanto la causa política como la pieza madre: desde Mercasevilla a los avales de IDEA, los cursos de formación o las tarjetas de la Faffe, entre otras.

Ese juzgado nunca fue un órgano tranquilo. Hay que remontarse a los tiempos del juez Ángel Márquez, hoy en la Audiencia de Sevilla, que se hizo famoso en los noventa por instruir el caso Juan Guerra. Tras marcharse, llego Mercedes Alaya en 1998.

La juez más mediática de España y que instruyó el caso Mercasevilla tirando de la madeja hasta descubrir la mayor causa de corrupción de Andalucía, de las que se desgajaron otras ramificaciones, estuvo en ese órgano hasta en 2015. Hasta que se marchó a la Audiencia después de que el CGPJ rechazara su petición para quedarse en comisión de servicios a terminar de investigar los ERE y los otros macrosumarios.

Pero ella no es la única que ha pasado por ese órgano. Desde 2012 ha habido siete jueces. Desde que Alaya se dio de baja por enfermedad y fue sustituida por varios magistrados. Ahí comenzó el desfile por un órgano que ha tenido jueces de carrera, de adscripción territorial y sustitutos.

Decisiones importantes

A Alaya le siguió Iván Escalera. juez sustituto que aterrizó en el Prado en septiembre de 2012. Como la dolencia de la instructora se alargó, Escalera estuvo más de un año en un tiempo en el que no sólo se dedicó a los asuntos ordinarios. También tuvo que tomar decisiones importantes referentes a los ERE. Le tocó, por ejemplo, decretar el secreto del sumario cuando se investigaron los bienes de algunos ex altos cargos de la Junta como el exconsejero de Empleo, Antonio Fernández.

Luego llegó Ana Rosa Curra, otra juez de adscripción territorial que estuvo varios meses en ese órgano. En enero de 2013 tomó la decisión de enviar a la cárcel a Juan Francisco Algarín, uno de los testaferros del caso de los ERE y el imputado que se hizo famoso por dedicarse a llevar sobres con dinero desde Mercasevilla a bares cercanos a la delegación de Empleo.

María Nuñz Bolaños
María Nuñz Bolaños - ABC

Curra, que protagonizó serias diferencias de criterio con Alaya, estuvo en el juzgado al que pronto se incorporó también Rogelio Reyes. Este juez tenía experiencia en el tema mercantil. Y, entre otras cuestiones, se encargó de instruir otra macrocausa muy mediática, el llamado «caso Betis», por presuntas irregularidades en la gestión del club.

Poco tiempo después llegaría Álvaro Martín que estuvo varios años y que era el aspirante natural a quedarse de titular. Martín, hoy titular de otro juzgado de instrucción, fue el que durante el tiempo que estuvo en comisión de servicios en ese órgano, firmó el auto de apertura de juicio oral que enviaría al banquillo a los expresidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán junto a otros exaltos cargos, todos ellos juzgados y a la espera de sentencia.

Los últimos

María Núñez, titular del juzgado que acaba de darse de baja por motivos personales, llegó a aquel despacho en junio de 2015 después de haber solicitado esa plaza y desplazando a Álvaro Martín, aspirante al puesto pero con menos antigüedad que ella. El trabajo de Núñez Bolaños, amiga del fiscal y exconsejero Emilio de Llera, ha sido muy cuestionado por archivar varias investigaciones y por sus desavenencias tanto con la Guardia Civil como con los fiscales anticorrupción que han enviado un escrito a su superior en Madrid rechazando su forma de instruir y alertando del peligro de que los delitos prescriban.

El sustituto de Núñez es Ignacio Vilaplana. «Nacho», como le conocen sus compañeros, pertenece a la Asociación Profesional de la Magistratura. Lleva en ese órgano tres años como juez de refuerzo y ahora se hará cargo de las macrocausas después de haber asumido durante todo este tiempo el trabajo ordinario del juzgado. Ahora tendrá un papel protagonista ya que deberá decidir sobre el futuro de las causas de corrupción que quedan. Si se alarga la baja de Núñez no será el último magistrado que pase por un órgano que da para tanto.