Banquillo de los acusados en el juicio del caso ERE
Banquillo de los acusados en el juicio del caso ERE - POOL

Caso ERE de AndalucíaManos Limpias, el «sindicato ultraderechista» que pasa de acusación a defensor de Chaves y Griñán

Su letrado renuncia también a acusar al expresidente de la Junta para evitarle «una lesión gratuita»

SevillaActualizado:

El sindicato Manos Limpias, que ejerce como acusación popular, ha sido la gran sorpresa en la presentación de las conclusiones en el juicio del caso ERE contra 22 ex altos cargos de la Junta de Andalucía.

El letrado de esta organización, calificada de ultraderechista por dirigentes del PSOE, se ha convertido en el mejor aliado para los acusados. Ha retirado los cargos por prevaricación contra el expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y librado de la posible de pena de prisión a su sucesor en la Presidencia, José Antonio Griñán, al eliminar el supuesto delito de malversación de fondos públicos.

En su escrito de conclusiones definitivas, el abogado Rafael Prieto, que representa a esta parte en el juicio, también ha exculpado al exjefe del Gabinete Jurídico Francisco del Río en el juicio del caso ERE para no provocar «una lesión gratuita» tanto a este acusado como al expresidente Chaves. Además ha retirado el delito de malversación a los 15 acusados por este delito, entre ellos el expresidente y exconsejero de Hacienda José Antonio Griñán.

Para justificar el cambio de postura en los casos de Chaves y Del Río respecto a su acusación inicial, el letrado de Manos Limpias, Rafael Prieto, argumenta que «aunque pueda tener la íntima convicción de que pudieron ser consultados e informados de los hechos, no pasa de ser una sospecha». Por tanto, considera que los indicios no son concluyentes y pueden causar una «lesión gratuita» a los acusados.

Rafael Prieto también ha retirado su acusación contra Manuel Gómez Martínez, quien fuera interventor general de la Junta de Andalucía entre 2000 y 2010, que estaba acusado de malversación y prevaricación.

El letrado del sindicato sostiene que «la naturaleza penal de sus errores está en entredicho porque los interventores delegados no han sido siquiera investigados», mientras que él se enfrenta a una petición de seis años de prisión. Además, recuerda que otros interventores han declarado como testigos en el juicio que «en idéntico escenario habrían actuado igual que él».

Por último, Manos Limpias se ha adherido a la exculpación de Antonio Estepa Giménezpor parte de la Fiscalía Anticorrupción. Era secretario general técnico de la Consejería de Hacienda y estaba acusado de prevaricación.