Mar Moreno a su llegada a la Audiencia Provincial de Sevilla
Mar Moreno a su llegada a la Audiencia Provincial de Sevilla - J.M. SERRANO
CASO ERE ANDALUCÍA

Mar Moreno asegura que fue «deleznable y aborrecible» el fraude de los ERE

La exconsejera afirma en el juicio que Griñán «nunca pensó que el caso ERE fuera a afectarle personalmente»

Actualizado:

La exconsejera de Presidencia, Mar Moreno, ha dicho en la mañana de este miércoles que Griñán «nunca pensó que el Caso ERE fuera a afectarle personalmente». Moreno, actualmente miembro del Consejo Consultivo de Andalucía y que ocupó numerosos cargos políticos, entre ellos los de consejera de Presidencia, de Educacion, Obras Públicas o presidenta del Parlamento, ha comparecido como testigo en el juicio que ha sentado en el banquillo a los que fueran sus jefes de filas, los expresidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Moreno, que estuvo imputada en la investigación de los ERE fraudulentos hasta que el Tribunal Supremo la exculpó, ha dicho a preguntas del letrado del PP, que el entonces presidente nunca le dijo que conociera nada del asunto y que, cuando estalló el escándalo lo vio «preocupado» por dar una buena respuesta al juzgado.

«No tengo por qué cuestionar la opinión de Griñán y tampoco puedo saber lo que ha conocido en su etapa como consejero pero no tengo por qué desconfiar de su palabra», ha dicho la exconsejera cuando el abogado del PP le ha preguntando insistentemente por la información que tenía de lo ocurrido cuando estalló el escándalo de los ERE.

La exconsejera ha explicado que, a primeros de 2011, siendo portavoz del Gobierno consideró que el asunto de los ERE «iba a tener relevancia» por lo que empezó a ocuparse del asunto y decidieron personarse en las actuaciones. En ese sentido ha dicho que se dieron órdenes a los servicios jurídicos de que se personaran y el presidente de la Junta dio órdenes a Empleo para que pusiera a disposición del juzgado todo lo que pedía y atender a la cantidad de documentos que pedía el jugado. Una actividad a la que, según ha dicho, tuvo que dedicar bastante tiempo.

Moreno ha afirmado que el Caso ERE «entró mediáticamente de manera muy fuerte en el debate político andaluz» y que lo que más le llamó la atención fue la declaración del director general de Trabajo cuando calificó la partida 31-L como fondo reptiles y que es entonces cuando el expresidente le ordenó personarse en las actuaciones.

En este sentido la exconsejera ha admitido que el mal uso de las ayudas era algo que estaba «fatal» y el Gobierno andaluz trabajó por atajarlo. Algo que, según ha dicho, es «deleznable y aborrecible» que hubiera intrusos y personas que recibieron ayudas aunque también considera que algunos eran merecedores de esas ayudas y ha defendido la legalidad del procedimiento aunque haya cuestionado la existencia de intrusos.

Durante su comparecencia Moreno ha defendido la actuacion política porque, segun ha dicho, que era público y notorio que el gobierno andaluz intervenía en conflictos laborales en empresas en crisis donde podía haber trabajadores afectados y que esas ayudas a empresas publicas en crisis era «algo que ha hecho la Junta de Andalucia, otras autonomías y el Gobierno de España».

Según el testimonio de Moreno, los parlamentarios tenían los instrumentos para conocer las partidas presupuestarias del Gobierno ya que primero había un debate presupuestario en la Cámara y luego en la comisión de Hacienda. Por eso ha recalcado que los diputados conocían esas partidas presupuestarias.

El juez reprende al PP

El interrogatorio, durante el que no hay ni uno sólo de los 22 imputados y excompañeros de Gobierno de Moreno en la sala como ocurrió otros días, el juez ha reprendido al abogado del PP, Luis García Navarro , porque «parece que está interrogando a la testigo como acusada y no es acusada» cuando el letrado le ha preguntado por su conocimiento de lo ocurrido.

En otro momento, cuando el letrado del PP le ha cuestionado sobre las declaraciones que hizo como portavoz del Gobierno acerca de su interpretación sobre lo ocurrido, el juez ha recordado al abogado que no estamos en un debate politico.

«No soy experta en presupuestos ni se interpretar lo que sucedió» , ha dicho Moreno. En ese momento ha sido cuando el magistrado Juan Antonio Calle ha recordado que parece «como si fuera un debate político en el Parlamento y estamos en un juicio» por lo que el juez ha recalcado que solo corresponde preguntar aquello que sea encaminado a aclarar los hechos. «Todo lo que se desvíe de ello me obligará a declarar las preguntas impertinentes», ha recalcado el juez. Tras el interrogatorio de Moreno el próximo en comparecer será el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios.