Traslado del cadáver de la última mujer asesinada por violencia machista en El Morche, Granada
Traslado del cadáver de la última mujer asesinada por violencia machista en El Morche, Granada - SUR
Informe oficial

Más de 1.200 mujeres y 1.210 niños en grave situación de riesgo por violencia de género en Andalucía

Del total de las denuncias por estos casos, sólo el 1,33% las interponen familiares o personas cercanas a las víctimas

SevillaActualizado:

La violencia de género sigue siendo un problema real en Andalucía. Así lo muestran los datos y estadísticas de los diferentes servicios que trabajan con las víctimas de esta lacra que ponen de manifiesto que todavía queda mucho por hacer.

En el año 2017, los centros autonómicos del Sistema Integral de Atención y Acogida proporcionaron proyección y ayuda a 2.475 personas que se encontraban en una grave situación, de los cuales 1.265 eran mujeres y 1.200 eran menores a su cargo. Unos datos entre los que se incluyen a las personas que denuncian, pero que no reflejan todo el problema ya que hay muchas víctimas que, por diferentes circunstancias, todavía no se atreven a denunciar.

Pero no son las únicas víctimas. Hay muchas más. El Instituto Andaluz de la Mujer atendió a 20.014 víctimas además de facilitar atención psicológica especializada a 2.244 mujeres y 622 menores de 13 a 18 años (289 niñas y 333 niños).

El SAS, dentro del protocolo para la actuación sanitaria ante la violencia de género, emitió 1.996 partes de lesiones, la mayoría de los cuales fue por violencia física.

Hay otro dato revelador. Según el Consejo General del Poder Judicial, Andalucía registró el pasado año 35.398 denuncias por violencia de género, un 18% más que en el año anterior. En el 70% de los casos, las denunciantes fueron las propias víctimas y sólo en el 1,33% de los mismos fueron los familiares o las personas cercanas a ellas quienes interpusieron la denuncia.

Claro que también hay en este sentido datos positivos. Así, se ha reducido en un 9,95% el porcentaje de mujeres que renuncia a continuar con el proceso judicial contra su pareja o expareja una vez iniciado, mientras que el número de mujeres que se acogieron a la dispensa de la obligación de declarar fue de 2.625.