ALTA VELOCIDAD

El Ministerio de Fomento defiende el «bypass» que rechaza la Junta

La conexión ferroviaria Sevilla-Málaga es la más barata, y conectaría en 1 hora y 35 minutos ambas capitales

SEVILLAActualizado:

El Gobierno ultima su proyecto de conexión ferroviaria mediante «bypass» para unir Sevilla y Málaga en 1 hora y 35 minutos enlanzando las líneas de alta velocidad Madrid-Sevilla y Córdoba-málaga en Almodóvar del Río. El trazado es la alternativa a la línea de alta velocidad directa entre Sevilla y Málaga que desechó por motivos presupuestarios la Junta de Andalucía, tras acometer obras de 280 millones de euros.

El proyecto avalado por el Ministerio de Fomento, que podría licitarse en 2018, es la llamada alternativa A, la más barata de las tres opciones estudiadas por el gabinete de Íñigo de la Serna, la de menos distancia (1,1 kilómetros) y la única de las opciones barajadas que evita el paso del Guadalquivir, amén de ser la que tiene un menor radio de curva entre las dos líneas ahora en uso, lo que limitará a 100 kilómetros por hora la velocidad por ese trazado. Pero el Ministerio asegura que es la opción más viable y las más lógica en cuanto a la relación coste y tiempo de ahorro del viaje.

No es de la misma opinión el consejero de Fomento de la Junta de Andalucía, Felipe López, que pone en duda las condiciones de seguridad del trazado propuesto. Tampoco está muy de acuerdo el Ayuntamiento malagueño, gobernado por el popular Francisco de la Torre, ni la plataforma cívico empresarial Civisur -que promueve proyectos conjuntos de las principales capitales andaluzas-, que aboga por el trazado que en primer lugar rechazó Fomento, la llamada opción B, aunque a doble vía, con el que aseguran el viaje entre Sevilla y Málaga —con trenes AVE y no AVANT, como actualmente— podría realizarse en 70 minutos. Esta opción está avalada asimismo por el Asociación de Empresarios del Sur (Cesur).

«Esta es una decisión técnica no política», asegura a ABC el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, que rechaza las menciones a la seguridad realizadas por el consejero andaluz. «En estas infraestructuras la seguridad está garantizada porque el sistema de señalización (ERTMS) es el más avanzado y en este sentido circular en un tramo con vía únicano plantea problemas de seguridad. Sí podría generar en el futuro algún problema de capacidad, pero los estudios que hemos hecho garantizan que este diseño tiene un horizonte de al menos unos 20 años y en todo caso no es incompatible con que en el futuro se realice una adaptación de tipo “salto de carnero” para hacer un cruce a distinto nivel cuando la demanda lo justifique».

Niño considera que la polémica no está fundada y resta importancia al hecho de que el menor arco de radio de la opción en proyecto obligue a limitar la velocidad a 100 kilómetros hora. «En Puerto Real la limitación es de 70 kilómetros hora y en los 25 años que lleva en servicio el AVE Madrid-Sevilla no he oído a nadie plantear que no sea una línea de alta velocidad».

Sobre la preferencia del Ayuntamiento de Málaga por la opción C, Niño insiste en resaltar que es más cara (57,7 millones) y aún así incrementa además en 10 segundos el tiempo de viaje en relación a la opción A. Esta opción de 5,5 kilómetros de longitud y mayor arco de radio permite una velocidad de 140 kilómetros hora.

La alternativa B, más al sur y con una longitud de 6,2 kilómetros, se desechó por «una afección ambiental importante», según el secretario de estado para las Infraestrcuturas, a lo que hay que añadir que obligaba a modificaciones de trazado para las conexiones en las dos vías de alta velocidad actualmente en activo.

Desde el Ministerio Fomento se espera concretar una reunión con la Junta para aclarar los motivos técnicos, tras la solicitud del consejero de una mejora de la solución prevista, más eficiente, segura y funcional, «y equiparable a las que están operativas en el resto de la red ferroviaria de interés general». Aún así, el asunto promete ser otro punto de confrontación entre los gobiernos regional y central.