Una paciente recibe tratamiento en una clínica estética
Una paciente recibe tratamiento en una clínica estética - ABC
CIRUGÍA ESTÉTICA

Las mujeres andaluzas son las que demandan pechos más grandes

«Hemos evitado señoras que se querían operar una semana antes de la feria de Abril», afirma la gerente de una clínica

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las andaluzas son las mujeres que demandan pechos más grandes en las operaciones de cirugía estética. Si lo normal son prótesis en torno a los 200 gramos, en el sur piden más volumen, pudiendo llegar a los 350 gramos. Paloma Cuenca, psicóloga y gerente de la clínica de cirugía plástica Golden, lo atribuye al clima y la vida social. «Nuestros compañeros del norte se asombran mucho cuando este tema se plantea, pero las mujeres del sur, que están más cerca de las zonas de playa, piden senos más grandes», afirma esta especialista.

Cuando se le pregunta si hay un límite para el tamaño, responde afirmativamente, «nuestro cirujano especialista en cirugía plástica reparadora y estética afirma que las mejores operaciones son las que no se notan, las que pasan desapercibidas, ante todo lo que se busca en un cuerpo es armonía y naturalidad, no caben excesos, y así se lo decimos a nuestras pacientes». Las nuevas tecnologías ayudan mucho, primero se escanea a la mujer y luego se hace una reconstrucción virtual de cómo va a quedar tras la operación.

Otro hecho relevante es la feria de Abril. «Tenemos casos de señoras que vienen una o dos semanas antes y nos comentan, quiero operarme, me he comprado un traje de flamenca y tengo que lucirlo -sonríe la entrevistada-, pero esto no es posible, este tipo de cirugía requiere al menos dos meses previos, para exhibirse hay que ser precavidas, estamos hablando de temas de salud».

«Eso que cuentan que las niñas piden aumentos de pecho para la primera comunión no lo hemos tenido nunca»

Cuenca defiende que la mayoría de las veces ciertos medios de comunicación no reflejan la realidad de las clínicas, «aquí vienen gente de lo más normal, madres que han tenido dos niños y que después de ahorrar quieren volver a tener los mismos pechos que antes, o mujeres que de una talla 80 de sujetador quieren pasar a una 90, porque se consideran que están planas«. «Esos casos que hemos visto en la televisión de niñas que piden aumentos de pecho para la primera comunión, no lo hemos tenido nunca; ninguna mujer menor de 21 años se ha operado con nosotros; sí es verdad que nos llegan casos de padres muy preocupados con las orejas de sus hijos, que se burlan de ellos porque al tenerlas un poco prominentes, generan problemas de autoestima y confianza en el niño», añade. «Ahora ha salido una técnica nueva que incluso no necesita ni cirugía, sólo una pequeña anestesia local para acabar con ese complejo que muchos niños arrastran, por dos mil quinientos euros se puede llevar a cabo», explica.

Imagen de una clínica de cirugía estética en Sevilla
Imagen de una clínica de cirugía estética en Sevilla-ABC

Aunque el 80 por ciento de los pacientes de las clínicas de cirugía estética son mujeres, los hombres cada vez van más, la mayoría de ellos piden trasplantes de pelo. «Me sorprende que ellos se sientan mucho más seguros que nosotras, vienen un poco a tiro hecho, con mucha más determinación sobre lo que quieren y lo que les va a costar, las mujeres dudan más, empiezan a hacer cuentas, primero está la casa, los hijos, los costes de la universidad, las vacaciones…, los hombres no consultan, esto me lo hago y me lo hago», afirma Paloma Cuenca.

La segunda operación más demandada por los hombres es el lipo láser de abdomen y flancos, para entendernos, barriga y la grasa de los laterales. «Muchos hombres que se cuidan, comen saludablemente, por mucho que van al gimnasio esta grasa no se les quita; según nuestro cirujano Salvatore Pagano, se trata de una grasa muy difícil de eliminar por la carga genética que conlleva». Una operación de estas características se eleva a los cinco mil euros.

Operarse en invierno

El clima también influye a la hora de elegir realizarse una cirugía estética. Gran parte de las intervenciones quirúrgicas «se recomiendan en meses que no sean demasiado calurosos ya que el sol y las altas temperaturas requieren un mayor tiempo de recuperación», apunta el fundador de la clínica Golden, Salvatore Pagano. Ellos notan que estas fechas de invierno las consultas aumentan casi un 20 por ciento. Está también claro que muchas mujeres buscan como objetivo principal llegar al verano con una silueta distinta. Desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre), afirman que hay intervenciones más habituales en los meses de frío. Las andaluzas que quieren «mejorar» su cuerpo se sitúan en una edad media entre 25 y 50 años. «Cada año baja esta baremo y son más las jóvenes que acuden a mi consulta y por el otro extremo, son más las mujeres de 60 años o incluso mayores que quieren sentirse mejor consigo mismas y buscan consejos y recomendaciones estéticas», según el doctor Pagano.

La psicóloga Paloma Cuenca cree que más que el intrusismo en la profesión están haciendo mucho daño las franquicias, «que hacen ofertas para operaciones de mama, como comprarlas por internet y pagarlas a plazos, eso es una barbaridad, debería estar penado, estamos hablando de temas de salud, de cosas muy serias». Por último, Cuenca vuelve a insistir en que a las clínicas de cirugía estética van personas de lo más corriente, «es más, normalmente las mujeres vienen acompañadas o bien por sus madres o por sus maridos, y ninguno de los dos quieren que se operen, luego se alegran por la cara de satisfacción que se les queda a la paciente», concluye.