Antonia Hierro en una imagen de cuando era alcaldesa de Tomares ABC

El SAS nombra alto cargo a una exalcaldesa del PSOE que apoyó a Spiriman

Antonia Hierro, alcaldesa de Tomares entre 1999 y 2007, ha sido nombrada directora económico-financiera del Hospital Infanta Elena de Huelva

SevillaActualizado:

La exalcaldesa socialista de la localidad sevillana de Tomares Antonia Hierro ha sido designada por el gerente del SAS como nueva directora económico-administrativa y de servicios generales del Hospital Infanta Elena de Huelva. Así lo publicaba este lunes el BOJA que daba carácter oficial a una resolución firmada el pasado 13 de junio. Se trata de un puesto de libre designación con categoría de alto cargo de la administración, o lo que es lo mismo, un cargo elegido a dedo por la nueva cúpula directiva del SAS, si bien se trata de una plaza que debe ocupar un funcionario.

Antonia Hierro ha sido todo un referente en el PSOE sevillano y andaluz. Hierro fue alcaldesa del municipio aljarafeño de Tomares entre 1999 y 2007, lo que supuso todo un hito para este partido ya que se trata de una comarca dominada por el PP, como sigue siendo en la actualidad. Antonia Hierro ha sido vicepresidenta del Opaef, el organismo que se encarga de recaudar los tributos en la Diputación de Sevilla y ha tenido un importante poder orgánico dentro del PSOE.

En el año 2008 y tras una dura batalla interna en la que perdió su influencia, Antonia Hierro se retiró de la política y se dedicó a escribir dos libros, si bien en mayo de 2018 fundó un nuevo partido político, Creando futuro, vinculado a la plataforma de Spiriman, «Justicia por la sanidad». Desde ese momento, Antonia Hierro se ha dedicado al activismo contra el Gobierno de Susana Díaz —quien ya fuera su enemiga política en sus años de militancia en el PSOE— sobre todo en materia de sanidad. De hecho, se llegó a especular con que Hierro junto a Spiriman aspiraban a presentarse a las elecciones e incluso con que iban a ocupar cargos políticos, una ascendencia política que se desvaneció junto con las condenas de Spiriman por injurias contra los altos cargos del Gobierno de Susana Díaz y contra la propia presidenta.

Con este nombramiento, Antonia Hierro pasa a depender directamente de la directora gerente del Hospital Infanta Elena de Huelva, Julia Paloma Hergueta Sánchez, quien saltó a todos los medios de comunicación como una de las principales activistas de la plataforma «Huelva por una sanidad digna» la plataforma contra la fusión de los hospitales que diseñó el Gobierno de Susana Díaz.

La doctora Hergueta ha sido un referente en la provincia de Huelva por sus denuncias sobre el estado de la sanidad pública y su batalla contra la unión de los dos centros hospitalarios onubenses, el Infanta Elena y el Juan Ramón Jiménez. De hecho, se convirtió en una plataforma vinculada a la impulsada por Jesús Candel. En la plataforma de Spiriman, Hierro asumió el encargo de preparar las querellas que presentaba la organización «Justicia por la sanidad» contra la Junta de Andalucía. Un trabajo que empezó a hacer tras ofrecerse ella personalmente a realizarlo en el año 2017.

La nueva directora económico-financiera del Hospital Infanta Elena es funcionaria del Estado desde 1987, licenciada en Derecho ha sido ex-secretaria Provincial del Insalud de Badajoz y exvocal del Tribunal Económico Administrativo de Andalucía, además de Secretaria del Consejo Social de la Universidad de Sevilla.

Polémica

Su mandato como alcaldesa estuvo marcado por varias polémicas si bien la más sonada fue la intervención de cuatro policías locales de Tomares que escoltaron a su hija en el día de su boda en la localidad cordobesa de Aguilar de la Frontera utilizando parte de la uniformidad del cuerpo y las motos propiedad del Ayuntamiento.

En el año 2004, el PP denunció ante los tribunales esta situación ya que consideraba que se trataba de un caso de malversación de fondos públicos. En el juicio que se celebró al efecto, salió finalmente absuelta Antonia Hierro ya que el tribunal consideró que los agentes habían acudido como invitados a la boda de la hija de su jefa entonces, en una sentencia que se firmó en el año 2008, cuando Hierro ya había abandonado la política activa.