Rueda de prensa de la asociación Stop Impuesto Sucesiones
Rueda de prensa de la asociación Stop Impuesto Sucesiones - Raúl Doblado
Andalucía

El nuevo cálculo del impuesto de sucesiones queda pendiente de las próximas elecciones generales

El Supremo puso en la picota el actual sistema basado en coeficientes y valores catastrales

SevillaActualizado:

La convocatoria anticipada de elecciones generales (el próximo 28 de abril) ha dejado en suspenso una de las principales reivindicaciones de los afectados por el impuesto de sucesiones y donaciones: la modificación del sistema de cálculo de este tributo. El actual modelo ha sido puesto en la picota por el Tribunal Supremo. Para calcular la cuota tributaria, se aplican unos coeficientes multiplicadores sobre los valores catastrales de los bienes inmuebles que se heredan. Estos indicadores correctores cambian en función del patrimonio que se posea antes de heredar, del grado de parentesco con el fallecido y del municipio en el que se viva.

La Junta de Andalucía solía publicar cada año una tabla con estos coeficientes por localidad, pero Stop Impuesto Sucesiones, una plataforma que promueve la eliminación del tributo, asegura que están desactualizados. Durante la crisis, afirman, el sistema sobrevaloraba los inmuebles en comparación con el valor real del mercado.

Según fuentes consultadas de la Consejería de Hacienda, la mayoría de las comunidades autónomas y el Gobierno central estaban de acuerdo en la necesidad de sustituir el actual método. Esta tarea corresponderá al futuro Ejecutivo. A través de distintas sentencias, el Supremo ha cuestionado el actual método de valoración de bienes a efectos del pago del impuesto de sucesiones y donaciones, y ve más justo un sistema alternativo basado en un examen directo e individualizado del bien por parte de un funcionario o perito.

Enmiendas del PP y Ciudadanos

La Comisión de Hacienda del Parlamento andaluz aprobó el pasado 13 de marzo una proposición no de ley con enmiendas del PP y Ciudadanos, en la que abogaban por eliminar el sistema basado en coeficientes sobre valores catastrales, cuya regulación es estatal. En su lugar, proponen que un funcionario compruebe el estado de conservación del bien, su antigüedad, ubicación y otras circunstancias y criterios que influyan en su valoración, «evitando de este modo las arbitrariedades y la inseguridad del ciudadano y acercando el valor fiscal al real de los bienes afectados».

En el texto de esta proposición, también se instaba al Consejo de Gobierno andaluz a establecer «de manera urgente» la rebaja del 99% en el impuesto de sucesiones y donaciones para los considerados como parientes directos (hijos, cónyuges, padres y nietos). Esta bonificación afectará sobre todo a las donaciones de dinero y en especie, pues el anterior Gobierno del PSOE ya elevó a un millón de euros el tope exento de pago por las herencias de familiares directos. La rebaja fiscal deja fuera a hermanos, sobrinos, tíos y primos, uno de los motivos por los que Stop Impuesto Sucesiones la considera insuficiente. El presidente de la Junta, Juanma Moreno, aseguró ayer que a él le gustaría eliminar todos los gravámenes pero no es viable y defendió que se atiende lo que pedía «el 90 por ciento» de la sociedad andalu za.