La juez Núñez Bolaños, a su salida del juzgado
La juez Núñez Bolaños, a su salida del juzgado - Juan José Úbeda
Ayudas sociolaborales y a empresas

Núñez responde a la Junta sobre el archivo de la causa matriz de los ERE: «En absoluto resulta prematuro»

Para la juez, que ha abierto 25 piezas separadas nuevas, «no existe ningún hecho que investigar después de más de seis años»

Jesús Díaz
SevillaActualizado:

La representación procesal de la Junta de Andalucía recurrió el archivo de la causa matriz de los ERE, decretado el 12 de diciembre por la juez María Núñez Bolaños, como «perjudicada por los fondos públicos indiciariamente malversados», al verlo «prematuro» cuando «aún no se han incoado diligencias» para investigar una treintena de ayudas. Pues ya tiene respuesta: «En absoluto resulta prematuro».

En un auto de 27 de marzo, al que ha tenido acceso este periódico, la juez se limita a señalar que «en absoluto resulta prematuro archivar una causa en la que no existe ningún hecho que investigar después de más de seis años». Y recuerda que la cuestión planteada por los abogados de la Junta ya fue resuelta en otro auto.

La acusación particular que ejerce la Junta, en su recurso, enumera hasta 29 entidades beneficiarias de las ayudas sociolabores y a empresas en crisis investigadas en el caso ERE sin investigar.

Entre ellas, ayudas a administraciones públicas como el Ayuntamiento sevillano de Coria del Río, beneficiario de una subvención de 200.000 euros en el 2003 cuando estaba gobernado por el PSOE que fue anulada por el Gobierno andaluz al revisar las ayudas tras estallar el caso, o sindicatos como la Federación de Industrias y Afines de UGT Andalucía.

También fundaciones como TAS Gitanos de Jerez o Fundación Internacional para la protección y difusión del arte, mancomunidades como la del Desarrollo y Fomento del Aljarafe.

Y empresas como Ebro Puleva, Autopistas Aumar o Construcciones y Urbanismo Sierra Norte, comarca sevillana que copó 34 millones de euros de los ERE vinculada a algunos de los ex altos cargos del Gobierno socialista andaluz juzgados, como el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, por prevaricación y malversación al crear un «procedimiento específico» con el que durante una década se repartieron, presuntamente, 680 millones de forma arbitraria y sin control.

En el nuevo auto de la juez, apunta que cuatro de las ayudas planteadas por la Junta ya tienen diligencias abiertas y acuerda, tras la petición de la Junta, la apertura de 25 nuevas para investigar la concesión de ayudas por parte de la Consejería de Empleo en la etapa socialista.

El archivo de la causa matriz de los ERE fue también recurrido por la Fiscalía Anticorrupción por considerar que aún quedan ayudas y personas cuya investigación no se ha desgajado en las piezas separadas en las que Núñez dividió la macrocausa cuando asumió la instrucción.

La Junta considera que con este archivo se vulneran sus derechos como parte perjudicada y se provoca «impunidad» e «indefensión» para recuperar el dinero público presuntamente malversado.

El Gobierno andaluz no ejerció la acusación particular en la pieza política, la única juzgada hasta el momento, sobre el sistema y donde durante un año y hasta hace un mes han sido juzgados 21 ex altos cargos, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Los exresponsables de la Junta juzgados en ese proceso están siendo progresivamente excluidos de las piezas separadas al considerar la instructora, y ratificar la Audiencia de Sevilla, que no pueden ser juzgados dos veces por los mismos hechos, en contra de la Fiscalía y los Servicios Jurídicos del Ejecutivo andaluz que consideran que no es aplicable el principio «non bis in ídem» porque en el juicio se les juzgó por crear el sistema usado para dar las ayudas pero no por la concesión y pago de cada una de las otorgadas.