Luis Salvador, de Ciudadanos, en su primera intervención tras ser investido alcalde de Granada
Luis Salvador, de Ciudadanos, en su primera intervención tras ser investido alcalde de Granada - Alex Cámara/ EP
ANDALUCÍA

Los pactos municipales tensionan las relaciones de los socios de Gobierno andaluz

Tras frustrarse el acuerdo en Jaén, PP y Cs discuten sobre las condiciones del mandato de la Alcaldía de Granada

J.B.
SevillaActualizado:

La controversia en torno a numerosos pactos municipales ha tensionado las hasta ahora afables relaciones de los socios de gobierno en Andalucía y de sus apoyos. El pacto de gobernabilidad firmado por PP y Ciudadanos días antes de la constitución de los ayuntamientos en Andalucía no se ha respetado en distintos municipios. No hay reproches en público, pero desacuerdos como el ocurrido en el Ayuntamiento de Jaén generan desconfianza.

La secretaria general de los populares andaluces, Loles López, remitió a la dirección de Ciudadanos para que la formación naranja explicara los motivos por los que no se respetó el pacto de gobernabilidad en Jaén, al decidir los ediles naranja apoyar la candidatura del socialista Julio Millán. El líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín, fue lacónico para decir que su partido ha sido muy «transparente» en todo este proceso porque dejó claro desde un principio que el socio prioritario era el PP, si bien también ha habido acuerdos importantes con el PSOE, como el caso del Ayuntamiento de Jaén. «Lo importante en todo momento era dar estabilidad a los municipios y hablar de programas y de proyectos, donde nos hemos encontrado especialmente con el PP y con el PSOE», se limitó a decir.

Peor se presentan las diferencias entre ambos partidos en Granada, donde el sábado fue investido alcalde el candidato naranja, Luis Salvador, con los votos de PP y Vox. Tanto el presidente del PP y de la Junta de Andalucía Juanma Moreno, como la secretaria general de los populares Loles López afirmaron este lunes que el pacto de Granada incluye un Gobierno de alternancia según el cual Luis Salvador gobernará durante los dos primeros años de mandato y cederá el bastón de mando a Sebastián Pérez para que haga lo propio en los dos siguientes. Sin embargo, el líder andaluz de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente de la Junta Juan Marín, dijo ayer que, «en principio», Luis Salvador es el «alcalde de Granada para toda la legislatura».

El alcalde no quiso entrar en detalles y remitió a la reunión prevista hoy en Madrid en la que participarán el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el secretario de Organización de Cs, Fran Hervías, junto con el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, que fue candidato a la alcaldía, y él mismo.

Lo que sí quiso dejar claro ayer el nuevo alcalde granadino es que Vox no entrará a formar parte del Gobierno local, decisión que fue contestada por el portavoz provincial de la formación de Abascal. Onofre Miralles, en latín: «pacta sunt servanda», –hay que cumplir los acuerdos–, reivindicando una representación en el Gobierno municipal acorde a su numero de concejales. Luis Salvador fue elegido el sábado alcalde de Granada por mayoría absoluta con la suma de los cuatro concejales de su partido, los siete del Partido Popular y los tres de Vox, frente a los 10 del PSOE y los tres ediles de Adelante. Vox, en línea con el giro político que marca su dirección en Madrid, reclama poder efectivo allí donde ha aupado a alcaldes de otras formaciones y amenaza con presentar una moción de censura tan pronto como se confirme que Salvador los dejará fuera del Gobierno local.

Donde sí se respetó el acuerdo es en Málaga. El alcalde Francisco de la Torre presentaba ayer su primer gobierno en coalición en seis mandatos. El acuerdo de investidura le obligó a a prescindir en su equipo del edil Francisco Pomares que se encuentra investigado judicialmente y cuya situación fue el principal escollo que hubo de superar la negociación con el nuevo socio naranja. De la Torre deja a Pomares fuera del Gobierno municipal pero le «reserva» una tenencia de alcaldía y el área de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad Políticas inclusivas y Vivienda, además de un distrito cuando resuelva su causa judicial. Ciudadanos ocupará las áreas de Cultura y Deportes.

Pomares no es el único edil víctima del pacto malagueño. El exportavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, tras ser desautorizado al poco de las elecciones, ha terminado por ser defenestrado por su partido, que ha colocado como portavoz y miembro del equipo de gobierno a la segunda de la lista, Noelia Losada. Cassá irá a la Diputación.

En Huelva, la ruptura de las directrices marcadas por el PP a nivel regional siguen generando polémica. El presidente del PP onubense, Manuel Andrés González, pasó de puntillas por la fuga de las dos concejales de Punta Umbría que dejan al partido sin representación para dar al PSOEla Alcaldía. Asimismo, anunció que tomará «las medidas oportunas y que marquen los estatutos» tras la decisión de los concejales populares de Almonte de no acatar las directrices marcadas por la dirección provincial y permitir que saliese investida alcaldesa la candidata de Mesa de Convergencia, junto a los votos de PSOE e Independientes, a pesar de contar tan sólo con dos escaños.