Sede central del SAS en la Avenida de la Constitución en Sevilla
Sede central del SAS en la Avenida de la Constitución en Sevilla - ABC
Las cuentas públicas

El SAS pagó 372 millones de euros de intereses por el retraso en las facturas

Los proveedores afectados han sido multinacionales farmaceúticas y Clínicas Pascual

SevillaActualizado:

El Servicio Andaluz de Salud paga tarde y mal a sus proveedores. Un retraso que tiene consecuencias económicas directas para las arcas públicas andaluzas porque el SAS ha pagado 372,5 millones de euros a diferentes empresas privadas sólo en concepto de intereses de demora en los últimos nueve años, desde 2010 hasta 2018. Esto supone una media de 42 millones de euros al año, si bien cada ejercicio presupuestario es diferente.

Se trata de una cantidad relevante incluso para las cuentas de una de las principales empresas públicas de España. El SAS cuanta con más de nueve mil millones de euros de presupuesto anual y destina casi dos mil millones anuales a gastos de recetas médicas, prótesis y ortopedias, además de otros dos mil quinientos millones de euros a gastos en medicamentos y conciertos con entidades privadas, además de múltiples suministros y gastos en infraestructuras de funcionamiento.

De ambas partidas salen los fondos para pagar estos servicios y los correspondientes intereses de demora, que son determinados por sentencias judiciales. Así consta en la documentación de que dispone la Consejería de Hacienda siguiendo los datos ofrecidos por la gerencia del Servicio Andaluz de Salud.

Las principales empresas perceptoras de estos intereses de demora son multinacionales farmaceúticas estadounidenses y suizas que son las que han ganado los diferentes concursos de subasta de medicamentos, así como la empresa Clínicas Pascual, que tiene conciertos con varias clínicas en la provincia de Cádiz. El SAS ha pagado nueve millones de euros a la empresa Roche Farma por intereses de demora en facturas emitidas entre los años 2005 y 2010 por importe de 128 millones de euros. Dado el elevado importe a pagar —que se determinó por sentencia judicial— se acordó prorratearlo en tres anualidades sin intereses siendo los años de pago 2017, 2018 y 2019. A la empresa Wyeth Farma (ahora Pfizer), el SAS le ha abonado tres millones de euros por intereses de demora en los pagos de 2004.

Otra empresa que ha cobrado intereses de demora del SAS ha sido Gilead Sciences que ha recibido 4,2 millones de euros por el retraso en el abono de factura entre 2005 y 2009. El SAS ha abonado 2,2 millones de euros a la empresa Amgen S.A. por intereses derivados de facturas emitidas entre 2004 y 2009.

También hay partidas que se han abonado a la empresa Pascual por una revisión de precios en los diferentes conciertos que se mantienen en clínicas de Cádiz. Siguiendo lo dispuesto por dos sentencias judiciales, el SAS ha pagado 21,3 millones de euros en concepto de revisión de precios de los conciertos del año 2014.

En este caso, sin embargo, se trata de una cifra que no es definitiva ya que la Consejería de Salud discrepa del baremo de precios que se ha aplicado en este caso, por lo que sigue en pleitos al respecto. Eso significa, sin embargo, que todavía se está pendiente de determinarse judicialmente el importe de los intereses de demora en estas dos sentencias.