José Antonio Griñán y Manuel Chaves
José Antonio Griñán y Manuel Chaves - ABC
Tribunales

Pasillo de seguridad para Chaves y Griñán en el juicio de los ERE

Se ultiman las medidas de protección que incluirán vallas en las puertas de la Audiencia de Sevilla para evitar escraches en la vista oral

SEVILLAActualizado:

Los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, tendrán un «pasillo de seguridad» a las puertas del Palacio de Justicia cuando el próximo día 13 comience el juicio de la trama política del Caso ERE. A falta de unos días para que se inicie la vista oral del sumario de corrupción más importante de la historia de Andalucía se ultiman los preparativos para que todo este listo para ese día.

Según fuentes judiciales, está previsto que se instalen vallas a las puertas del edificio de la Audiencia para garantizar la seguridad de los 22 procesados, todos ellos ex altos cargos de la Junta de Andalucía, que están citados los días 13, 14 y 15 de diciembre para las cuestiones previas y posteriormente la previsión es que las sesiones se reanuden en enero.

Las vallas, amontonadas desde hace varios días en la explanada frente a la Audiencia, serán colocadas en uno de los laterales y se pondrá un dispositivo especial de seguridad al que sólo podrán acceder los medios de comunicación previamente acreditados para el juicio. Así se garantizará la seguridad de los procesados entre los que además de los expresidentes se encuentran los exconsejeros de la Junta de Andalucía, Carmen Martínez Aguayo, Antonio Fernández, Magdalena Alvarez, Gaspar Zarrías, José Antonio Viera y Francisco Vallejo.

Este dispositivo, del que se ha encargado además del TSJA y la Junta de Andalucía (que tiene las competencias en materia de funcionarios judiciales) el ponente del juicio, Juan Antonio Calle, pretende según explicó hace algunos días el presidente de la Audiencia, Damián Álvarez, que todo transcurra con normalidad y evitar cualquier incidente. Sobre todo impedir que puedan producirse escraches como ocurrió en anteriores ocasiones cuando unos sindicalistas increparon a la juez Mercedes Alaya o como ya sucedió en otros juicios mediáticos como el de Marta del Castillo.

Espacio «blindado»

Mientras se ultima ese dispositivo, la sala que albergará el juicio ya está lista. Se trata de la de la cuarta planta de la Audiencia que utiliza habitualmente la sección III, una habitación no muy grande y que ha sido especialmente acondicionada para ello ya que se han ampliado los estrados para dar cabida a todos los abogados de las defensas y las acusaciones particulares y se ha instalado una pantalla que retransmita la señal. Es una sala en la que los procesados se sentarán en 22 sillas ya que no había espacio para un banquillo tan amplio y en la que quedará muy poco espacio para el público por lo que la entrada a los redactores de los medios de comunicación estará muy limitada. Sólo podrán acceder a ella los redactores acreditados. Habrá un «pool» al comienzo del juicio y no se podrán grabar imágenes en los pasillos.

De hecho, la mayoría de los periodistas tendrán que seguir el juicio desde la sala de prensa cuyo acondicionamiento está finalizándose en estos días en el edificio contiguo, el de los juzgados. Será una amplia sala con capacidad para varias decenas de periodistas y en la que se han instalado pantallas para seguir las sesiones del juicio. Según el TSJA se han acreditado 150 profesionales de 37 medios de comunicación. Policía y Guardia Civil solicitarán a todos ellos la acreditación cuando lo crean conveniente.

En el capítulo de personal de refuerzos para la sección I, la encarga da del juicio, también se han producido algunas incidencias. Aunque el ponente del juicio, Juan Antonio Calle, lleva desde pasado mes de julio liberado de otros asuntos y dedicado por entero al estudio de la macrocausa, no ha ocurrido igual con sus compañeras las juezas Pilar Llorente y Encarnación Gómez. Ambas siguen con el reparto habitual de la sala y no será hasta el próximo martes cuando les lleguen los refuerzos, tres magistrados más.

El CGPJ aprobará en su reunión del día 12 la comisión de refuerzo formada por tres jueces que se incorporarán a esa sala para hacerse cargo del resto del trabajo. La aprobación de este apoyo se ha retrasado pese a que el Ministerio de Justicia habilitó la dotación económica para ello el pasado 14 de noviembre. ¿Por qué ha tardado tanto el CGPJ en aprobar esa comisión si había dinero?. Justicia asegura que el TSJA no lo consideró urgente en un primer momento. Sea como sea, los tres jueces de refuerzos (entre los que se encuentra el juez instructor Alvaro Martín que abrió juicio oral de este mismo sumario) no llegarán hasta un día antes del inicio de la vista oral.