«Pelotazo malayo» o cómo ganar 500.000 euros en un día
El ex delegado de Urbanismo de Marbella, Juan Antonio Roca, uno de los beneficiados. EFE/Ángel Díaz

«Pelotazo malayo» o cómo ganar 500.000 euros en un día

J.M. CAMACHO.
MAÁLAGAActualizado:

Algunos procesados en la «Malaya» obtuvieron pingües beneficios gracias a los convenios urbanísticos realizados con el Ayuntamiento de Marbella. Dos de ellos ganaron 500.000 euros en un día.

Según el magistrado Óscar Pérez, la operación Francisco Norte sirvió para que Juan Antonio Roca ganase 275.000 euros (45 millones de las antiguas pesetas) y el empresario Javier Arteche más de 240.000 euros (40 millones de pesetas). Una vez consumada la operación, Roca intentó vincular económicamente la finca al Ayuntamiento.

El Consistorio marbellí, representado por Pedro Román Zurdo, permutó una de sus fincas por otra de Arteche. Este convenio no llegó a ser aprobado por el pleno municipal, según el magistrado.

Este «pelotazo» urbanístico figura en la pieza separada investigada por el juez en relación con el Ayuntamiento y Yeregui Desarrollo. El Ayuntamiento entregó la finca 29.965, que permitía la construcción de una Plaza Mayor porticada con viviendas con 23.000 metros cuadrados de edificabilidad. Entonces fue valorada en 526 millones de pesetas.

Por su parte, Proinsa era dueña de un local en el edificio Generalife de la avenida Ricardo Soriano de Marbella, que estaba valorado en 190 millones de pesetas. Según el juez, a través de este convenio se percibe el proceloso camino de gestación de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Marbella.

Nuevos procesados

Por los convenios «Ave María» y «Francisco Norte» han sido procesados el tasador José Mora por falsedad documental; los ex ediles Rafael González, Marisa Alcalá, José Luis Fernández Garrosa, Tomás Reñones y Javier Lendiez por fraude. Julián Muñoz se enfrenta a los delitos de cohecho, fraude y prevaricación.

El empresario Javier Arteche está procesado por cohecho, cooperación al fraude y prevaricación, mientras el letrado Manuel Sánchez Zubizarreta y los empresarios Andrés Lietor y Carlos Sánchez por fraude.

Por supuestos delitos fiscales han sido imputados Pedro Manuel Román Zurdo, Florencio San Agapito Ramos, Juan Antonio Roca Nicolás y Juan Germán Hoffmann Depken.

Según el juez, los procesados bajo el paraguas de la sociedad suiza Lispag, —constituida el 24 de mayo de 2002— ocultaron la identidad de los inversores —que adquieren un terreno en España, conveniaron con un Ayuntamiento español y lo vendieron a una sociedad española obteniendo pingües beneficios—, y eludieron el pago de tributos en España, tampoco consta que lo hicieran en Suiza.

Este es el último capítulo del «caso Malaya» de Marbella, que tuvo su origen en julio de 2007, cuando el juez Torres encausó a 86 personas por su presunta implicación en la trama de corrupción municipal, entre ellas el ex asesor de Urbanismo, Juan Antonio Roca, y los ex alcaldes Marisol Yagüe y Julián Muñoz. En ese auto se detallaban todos los presuntos cobros de Roca de parte de empresarios y los pagos que habría realizado éste a los entonces concejales y responsables municipales.