Una enfermera atiende a una paciente
Una enfermera atiende a una paciente - ABC

AndalucíaPiden al Servicio Andaluz de Salud que exima del turno de noche a todos los enfermeros de más de 55 años

Aseguran que esta jornada laboral produce «alteración de la calidad del sueño e insomnio, síndrome burnout, trastornos en la persona»

SevillaActualizado:

El Sindicato de Enfermería en Andalucía, Satse, ha solicitado en un escrito a la Directora General de Profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Pilar Bartolomé, que se inicie una negociación para eximir de jornada nocturna a los profesionales de Enfermería con edad igual o superior a 55 años de edad, sin que ello conlleve una merma retributiva.

En concreto, Satse ha solicitado que aquellas enfermeros que lo deseen y cumplan con estos requisitos (55 años de edad o más), se les otorgue la posibilidad de eximirse de la jornada nocturna, tanto de las guardias como del turno rotatorio de noche, ya que según el sindicato «existen razones más que suficientes para que la Administración haga efectiva esta petición que tantos años se lleva reclamando».

En un comunicado, el sindicato ha puntualizado que se considera trabajador a turno nocturno a aquel que realice normalmente en período nocturno una parte no inferior a tres horas de su jornada diaria de trabajo, así como a aquel que se prevea que puede realizar en tal período una parte no inferior a un tercio de su jornada de trabajo anual.

Así, la labor que desarrollan estos profesionales en turno de noche tiene «nefastas consecuencias» para aquellos que la desempeñan, tales como «alteración de la calidad del sueño e insomnio, síndrome burnout, trastornos en la persona, no sólo a nivel físico sino también psicológico, trastorno en las relaciones sociales y familiares, dolor de cabeza frecuente, alteración del sistema circulatorio o envejecimiento prematuro».

«Estos problemas derivados del trabajo en turno de noche han sido demostrados por diversos estudios que así lo han constatado, como el del American Journal of Preventive Medicine, el cual tras observar durante casi cuatro décadas a 74.000 enfermeras de hospitales británicos, indicó que el número de muertes relacionadas con enfermedades cardiovasculares aumentaba de forma elevada entre aquellas que ejercían un turno de noche de forma permanente o rotativa durante más de cinco años», señalan desde Satse.

En este sentido, han indicado que también la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recoge que un trabajador envejecerá prematuramente cinco años por cada 15 años que permanezca en horario de trabajo nocturno, y aunque los problemas de salud verdaderamente no se empiecen a manifestar hasta después de cinco o diez años de trabajo nocturno, «la disminución del rendimiento del trabajador a consecuencia de la fatiga acumulada por la inadaptación al horario, es mucho más fácil de detectar».

Por todo ello, Satse ha apuntado que actuando en materia de salud laboral desde la prevención de riesgos laborales «existen razones más que suficientes» para que su reivindicación sea tomada en cuenta por la Administración sanitaria andaluza, ya que es «primordial» velar por la salud de sus profesionales de Enfermería.

Esta medida que, además contribuiría con la «conciliación laboral y familiar», no solo beneficiaría a los enfermeros que llevan años trabajando en turno de noche con las «nefastas consecuencias» que ello trae consigo, sino que también «contribuiría a una mayor seguridad en la atención ofrecida a los pacientes pues se evitarían riesgos que al final se podrían producir fruto del cansancio y la fatiga de una jornada nocturna sucesiva», concluye Satse.