Los expresidentes de la Junta, José Antonio Griñán y Manuel Chaves
Los expresidentes de la Junta, José Antonio Griñán y Manuel Chaves - JUAN FLORES

Podemos se alía con el PSOE y absuelven a Susana Díaz, Chaves y Griñán del fraude de la formación

El Parlamento aprueba un dictamen «light» de la comisión de investigación que no admite responsabilidades políticas

SEVILLAActualizado:

El mejor aliado de Susana Díaz en el cierre de la comisión de investigación de los cursos de formación ha sido, curiosamente, Podemos, su principal adversario. El Parlamento andaluz ha aprobado que no ha habido responsabilidades políticas en el caso del fraude de los cursos de formación.

Ni Manuel Chaves, ni José Antonio Griñán, ni, por supuesto, Susana Díaz, han tenido ninguna responsabilidad en el descontrol de la formación (que sí se admite, al igual que falta de agilidad y celo de los cargos públicos), ni tampoco en las políticas que han gastado indebidamente 3.000 millones de euros durante una década, unos fondos que iban destinados a la formación de parados y que, además, ni siquiera han servido para crear empleo. Pero ni ellos ni tampoco los consejeros de Empleo, los directores generales, los del SAE o los delegados provinciales que han manejado estos fondos a su antojo.

La clave ha estado en los votos de Podemos, que ha optado por no votar, ya que los diputados de Ciudadanos, (8 ya que una ha abandonado el grupo parlamentario), y del PP no han sido suficientes para contrarrestar a los 47 del PSOE que se han opuesto a que conste negro sobre blanco que los expresidentes han tenido responsabilidades en la mala gestión de los fondos de los cursos de formación.

La sorprendente postura de Podemos, «es nuestra manera de llamar la atención y de mostrar que no queremos participar de esta pantomina», ha dicho Juan Moreno Yagüe se debe a que ellos, al igual que el PP e IU, consideraban que Susana Díaz sí es responsable política del descontrol de la formación. Al no estar incluida la presidenta en el dictamen inicial aprobado por el PSOE y Ciudadanos, han optado por dar la espantada.

El resultado del galimatías político que se ha producido en la tarde de este miércoles en el Parlamento andaluz, (Izquierda Unida ni siquiera ha votado porque se han confundido en el momento de apretar el botón) es que el PSOE ha logrado salir indemne de uno de los asuntos que más preocupaban a Susana Díaz en esta legislatura: el fraude de los cursos de formación.