Los diputados del grupo parlamentario de Vox con Serrano a la cabeza. A su derecha, Ana Gil Román
Los diputados del grupo parlamentario de Vox con Serrano a la cabeza. A su derecha, Ana Gil Román - ABC
Parlamento

Vox pone a una diputada que homenajeó a Primo de Rivera a presidir la Comisión de Memoria en Andalucía

El PSOE y Adelante Andalucía trataron de vetar a esta formación tras haber llegado a un acuerdo político la semana pasada en la junta de portavoces

SevillaActualizado:

El acuerdo sobre el reparto de las presidencias de las comisiones del Parlamento para esta XI Legislatura era inamovible. Se logró en la junta de portavoces de la semana pasada sin problemas y por unanimidad de todos los grupos. Pero el PSOE y Adelante Andalucía han tratado de evitar que Vox presida la comisión de Cultura que tiene las competencias sobre la Memoria Histórica alegando que esta formación política quiere derogar la ley vigente que se aprobó, por cierto, sin ningún voto en contra en el Parlamento andaluz.

La única opción era que el PSOE negociase directamente con Vox para intercambiar la presidencia de la comisión de Fomento (que preside un diputado socialista) por la de Cultura pero esa conversación no se ha producido. Los socialistas han intentado hablar con el PP, que se ha desentendido del asunto ya que no le competía el reparto. La negociación con Vox era una salida inviable para el PSOE que ya ha dejado claro que no va a negociar nada con Vox en el Parlamento andaluz. Absolutamente nada.

En este cordón sanitario, los socialistas pidieron este lunes que se votase uno a uno a los miembros de las cuatro mesas de las comisiones en las que estaban representantes de Vox, en una decisión que no tiene precedentes en el Parlamento andaluz. Así sucedió con las comisiones de control de la RTVA, Empleo y Fomento, en las que también hay diputados de Vox en las mesas.

Pero fue una operación de maquillaje ya que el PP, Ciudadanos y Vox votaron a los candidatos de todos los partidos, mientras que Adelante Andalucía y el PSOE se abstuvieron con los de Vox.

Esta polémica ha molestado visiblemente a Ciudadanos que considera que el PSOE ha roto un acuerdo sellado en el Parlamento. El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, se mostraba contundente, «el PSOE tiene que entender que en el Parlamento hay democracia y que las comisiones, vota la mayoría que es la que decide. No lo decide el PSOE, la etapa en la que el PSOE viene, ordena, manda y los demás obedecen pasó. Ahora las cosas se hacen por consenso».

Polémica

Cuestión aparte es el perfil de la diputada que presidirá la comisión de Cultura y Patrimonio Histórico y que tendrá como principal tarea ordenar el debate entre los diputados, a los que podrá dar o quitar la palabra, pero no vetar leyes ni proponer normas. Ana Gil Román es jubilada, diputada por Málaga y ha trabajado como secretaria de dirección en un despacho de abogados.

Gil Román es, o ha sido hasta la fecha, muy activa en la red social Twitter donde homenajeó a José Antonio Primo de Rivera el 28 de octubre de 2018. Con una bandera de España de fondo replicaba un vídeo con un poema homenaje a Primo de Rivera escrito por Gonzalo Pulido y con la música del himno de la Falange de fondo: «El verso que se muera entre mis labios, otro poeta lo dirá mañana, pero no habrá perdón para nosotros si, por cobardes, se nos muere España», decía una de las frases del texto.

También ha sido muy activa contra Ciudadanos (a los que Vox ha apoyado ahora) y Susana Díaz. El 2 de noviembre de 2018 publicaba una fotografía sobre la entonces presidenta Susana Díaz y Juan Marín parodiados vestidos de flamenca y de corto con el siguiente texto: «El Veleta Naranja y la Sultana ambos ERE que ERE. ¿Sabrán que los andaluces estamos ya hartos de tanto cortijo? Va siendo hora de cambio, de abrir ventanas y sacudir alfombras».