Desde los pueblos se organizan autobuses para ir a Sevilla
Desde los pueblos se organizan autobuses para ir a Sevilla - ABC
En el comienzo de la Investidura

El PSOE alienta a manifestarse delante del Parlamento el 15-E

Los populares acusan a Susana Díaz de estar detrás del «primer escrache» a la Cámara andaluza

SEVILLAActualizado:

De menos a más, la idea de manifestarse delante del Parlamento andaluz el día que comience la investidura del próximo presidente no socialista de la Junta de Andalucía en 37 años va tomando fuerza. Empezó con los movimientos feministas radicalizados, próximos a Podemos (de hecho pedían una concentración feminista antifascista y anticapitalista), les siguió el Sindicato Andaluz de Trabajadores y ha terminado con el apoyo implícito del PSOE de Andalucía. Desde el partido se están organizando ir a la capital andaluza el 15 poniendo autobuses desde los pueblos para todo el que quiera viajar, como ilustra la imagen de esta información del PSOE de Osuna.

La secretaria general del PSOE de Sevilla y parlamentaria andaluza, Verónica Pérez, señaló ayer que los socialistas van a ser el «dique de contención de la extrema derecha» con el objetivo de «no dar ni un paso atrás en las conquistas» en materia de igualdad de género. En declaraciones a periodistas y antes de participar en el Consejo de la Mujer del partido celebrado en Sevilla, Pérez mostró su preocupación ante el «riesgo de involución en los derechos y en las libertades conquistadas en defensa de la igualdad en los últimos tiempos», según recoge Europa Press.

Pérez calificó de «lamentable» que el acuerdo de gobierno entre el «tripartido de la derecha» se haya cerrado y negociado en Madrid

Al hilo, la secretaria general del PSOE de Sevilla acusó al PP y a Ciudadanos (Cs) de «vender» a las mujeres andaluzas «a cambio de un sillón en el gobierno de la Junta». «Han plegado los intereses del futuro gobierno andaluz al postulado machista y de extrema derecha que defiende Vox», subrayó. Asimismo, Pérez calificó de «lamentable» que el acuerdo de gobierno entre el «tripartido de la derecha» se haya cerrado y negociado en Madrid, lo que a su juicio es «un ataque absoluto hacia nuestra autonomía y al 28F, una fecha en la que los andaluces conquistamos el derecho a decidir lo que somos y sobre nuestro futuro». Fruto de las «conquistas», continuó la socialista, «hemos impulsado leyes tan importantes como la de igualdad o la violencia de género, que hoy por desgracia son cuestionadas por ese aliado de la extrema derecha» que es el «que va a dar soporte y apoyo a ese nuevo Gobierno andaluz». En este sentido, la socialista manifestó su apoyo a las manifestaciones impulsadas desde los colectivos feministas para, así, «lanzar un mensaje alto y claro al nuevo gobierno que se va a conformar y es que no vamos a permitir que se de ni un paso atrás en la legislación en defensa de la igualdad de oportunidades de los hombres y las mujeres».

Igualmente, Pérez reiteró que pese a que «algunos no quieran hacerse la foto, Juanma Moreno (PP-A) será presidente y Juan Marín (Cs) vicepresidente gracias al apoyo de un partido machista y de extrema derecha». Ante tal situación, la parlamentaria indicó que «los socialistas vamos a hacer nuestro trabajo como el partido en el que mayoritariamente han confiado los andaluces».

«Nada bueno»

Preguntada por la previsible creación de la Consejería de la Familia, Verónica Pérez dijo que «no vaticina nada bueno» porque «ya hay diferencias entre ellos y una inestabilidad que Andalucía no merece». «Parece que la sustituirán a la de Igualdad lo que nos parece una involución en la defensa de políticas que nos han colocado en la vanguardia», añadió. En la misma línea habló también la vicesecretaria general del PSOE de Málaga y secretaria de Igualdad, Fuensanta Lima, quien aseguró que los socialistas van a mantener un «firme compromiso» con las movilizaciones convocadas por asociaciones feministas y que no van a «dar ni un paso atrás pese a todas las políticas que quiere imponer la derecha y la ultraderecha encima de la mesa en Andalucía».

La reacción de los populares andaluces no se hizo esperar y fue el vicesecretario de Organización, Toni Martín, quien acusó ayer a Susana Díaz de «alentar el primer escrache» al Parlamento, con motivo de la investidura del líder de esta formación, Juanma Moreno, como presidente de la Junta de Andalucía. En conferencia de prensa, Martín criticó que, ante la celebración de este pleno de investidura del Parlamento, Susana Díaz «se niega a aceptar esta situación e intenta torpedear con todos los instrumentos confesables e inconfesables», asegurando que el PSOE está detrás de algunas de las concentraciones previstas para el próximo martes delante de la Cámara andaluza.

La contra respuesta de Verónica Pérez fue afirmar que «un escrache es pactar con un partido machista», en relación al acuerdo firmado por Vox y que las manifestaciones serán «pacíficas».