Diego Valderas saluda a la presidenta Susana Díaz tras la aprobación parlamentaria de la Ley de Memoria el pasado mes de marzo
Diego Valderas saluda a la presidenta Susana Díaz tras la aprobación parlamentaria de la Ley de Memoria el pasado mes de marzo - EFE

El PSOE andaluz sigue interesado en Diego Valderas

El exvicepresidente desestimó también un oferta del presidente de la Diputación de Huelva, que se deshace en elogios al histórico comunista

SEVILLAActualizado:

El PSOE andaluz parece interesado en acudir al mercado de fichajes por su izquierda y ha puesto sus miras en el histórico líder comunista Diego Valderas. Tras el fallido intento de la presidenta Susana Díaz de crear un puesto a medida para el expresidente de la Junta de Andalucía y excoordinador general de IULC-CA como comisionado de la Memoria Histórica y Democrático, hoy se ha sabido que este mismo mes los socialistas onubenses, a través de su secretario provincial y presidente de la Diputación onubense, Ignacio Caraballo, ofrecieron a Diego Valderas que liderara la comisión de insfraestrcuturas integrada dentro de la segunda fase del Plan Estratégico de la Provincia.

Ha sido el propio Caraballo el que comentó el ofrecimiento mientras se deshacía en elogios hacia el líder comunista del que destacó su valía y capacidad. «Valderas tiene aún mucho que ofrecer», ha asegurado hoy martes el secretario general de los socialistas onubenses. En rueda de prensa, Caraballo ha ensalzado la figura de Valderas, al que define como «un gran político, sensato, correcto» y con el que tiene «feeling», ha dicho, por la valía personal y política de éste, informa Europa Press.

Tampoco ha pasado por alto Caraballo «la buena sintonía» que ha habido entre el PSOE e IULV-CA a nivel provincial. «Valderas es una persona que se merece tener un espacio público y tiene que resplandecer», ha añadido Caraballo, que abundando en su buena relación con Valderas remarcó «el reconocimiento» de los ciudadanos al veterano político comunista onubense, al tiempo que reiteraba su «admiración» por Diego Valderas, porque es una persona «sin aristas y curtida».

Como ocurrió con la propuesta de la presidenta, Valderas, rechazó el ofrecimiento provincial, mostrando su disposición a colaborar en todo lo que precise la provincia sin perder la segunda línea política en la que se encuentra ahora tras su salida de las instituciones y de sus responsabilidades orgánicas.

Diego Valderas comunicó posteriormente a IULV-CA que no aceptaría el cargo como comisionado de la Memoria que le ofreció la presidenta después de que la formación de izquierdas le advirtiera de la apertura de un expediente en el seno del PCA al interpretarse la oferta como una provocación, al no haberse consultado previamente con la organización política a la que siempre ha estado vinculado Valderas.

Pero es evidente que la renuncia de Valderas a un cargo como el de comisionado de la Memoria -aunque el ofrecimiento se hizo sin la existencia de tal puesto en la Ley recientemente aprobada por el Palramento- no ha sido plato de gusto. Un hijo de Valderas, Javier, exconcejal de Lepe, anunció ayer lunes su salida de Izquierda Unida y del PCA por el trato que estas formaciones políticas tuvieron con su padre tras conocerse el ofrecimiento de la presidenta de la Junta. Javier Valderas ya había anunciado meses antes su salida de IU por diferencias con su estrategia de acercamiento a Podemos.