El Parlamento andaluz - ABC/ VÍDEO: A. PERIÁÑEZ
TARJETAS OPACAS

El PSOE usa un ardid parlamentario para evitar el debate sobre la comisión de la Faffe

Retira su escrito oponiéndose a investigar las tarjetas con lo que el asunto no irá al Pleno

Stella Benot
SevillaActualizado:

El objetivo es ganar tiempo ante el más que evidente adelanto electoral. El PSOE de Andalucía no quiere abrir otra comisión de investigación sobre corrupción en el Parlamento andaluz y mucho menos que esta verse sobre el uso que los exaltos cargos de Empleo hicieron de las tarjetas de crédito en un club de alterne en el año 2010.

Pero, sobre todo, quiere evitar volver a poner el foco mediático sobre este desagradable asunto de las tarjetas opacas de la extinta fundación Faffe de la Junta de Andalucía. La ruptura de hecho que ayer hizo Juan Marín del pacto que mantenía con el PSOE, y que Albert Rivera anunciará oficialmente el próximo viernes, ha dejado solos a los socialistas, por lo que todos los grupos de la oposición iban a votar en el próximo Pleno del Parlamento a favor de investigar en qué se usaron las tarjetas de crédito de la extinta Faffe y con qué dinero se pagaron más de 15.000 euros en un club de alterne en una sola noche en Sevilla precisamente en la jornada en la Griñán remodeló su Gobierno.

Hay que recordar que tanto el PP como Ciudadanos habían presentado sendas propuestas para crear una comisión de investigación sobre la extinta Faffe, y que tanto Podemos como IU estaban dispuestos a apoyarlas.

Así, según ha podido saber ABC, el PSOE ha presentado ante la Mesa del Parlamento un escrito retirando su oposición a la creación de una comisión de investigación sobre la extinta Faffe, un ardid parlamentario que evita que el asunto llegue hasta el Pleno y se produzca un debate político al respecto.

Con este movimiento, la comisión de investigación se creará automáticamente en la Cámara andaluza, si bien el adelanto electoral que Susana Díaz firmará en las próximas semanas, evitará que el asunto se llegue a investigar. Además, al disolverse el Parlamento, el asunto decaerá legalmente por lo que si, en la próxima Legislatura tras las elecciones, se decide volver sobre el asunto habrá que iniciar los trámites desde el principio.

Finalmente, la comisión de investigación ha quedado aprobada al retirar el PSOE su escrito de oposición, con lo que se ha consumado la estrategia socialista para ganar tiempo. Así, según fuentes internas de la Mesa, el PSOE «le da la inciativa al PP y evita que tenga este tema com arma arrojadiza para el próximo Pleno», además de que «gana tiempo mientras se constituye».