La sede administrativa de la Junta de Andalucía
La sede administrativa de la Junta de Andalucía - ABC

Así pueden ser los exámenes de las oposiciones en Andalucía tras la reforma de la Junta

Test de inteligencia, de integridad y de honestidad son parte de las nuevas pruebas que estudia la administración andaluza

SevillaActualizado:

En el documento que recoge las conclusiones de la última reunión del Instituto Andaluz de la Administración Pública (IAAP) con sindicatos y expertos en la materia, se abordó, con la ayuda de expertos del campo del a Psicología, el Derecho Administrativo, los Recursos Humanos o el Derecho del Trabajo cómo cambiar las oposiciones en la comunidad. De esa reunión, a la que asistieron también el Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF), Comisiones Obreras (CC.OO.), Csif, ISA y UGT, salieron tres posibles modelos para acceder a la función pública:

La primera propuesta contempla un test de inteligencia para todos, «excepto para los puestos muy operativos», pruebas relacionadas con conocimientos del puesto (juicio situacional, operaciones simuladas...), test de personalidad para valorar elementos como la integridad o la honestidad del opositor y entrevistas estructurales de evaluación conductual (solo para puestos específicos, de mando o de alta dirección).

La segunda propuesta pasa por todo lo anterior, a lo que hay que sumar la creación de un «pool de talento» y la inserción de herramientas electrónicas.

La última posibilidad para el nuevo modelo de oposiciones en Andalucía engloba un «test de habilidad mental general/ test de inteligencia para todos los puestos», incluidos lo más operativos, un test de conocimientos eliminatorio pero que no cuente para la nota final de las oposiciones, un test de personalidad que tenga una validad superior al resto de los planes y entrevistas estructuradas o «assessment center».

Este último modelo es casi un calco de cómo la Unión Europea selecciona a su personal. De hecho, en el documento del IAAP se detalla el proceso de selección de las instituciones europeas y tanto la Junta como algunos sindicatos apuntan a que el nuevo sistema de oposiciones en Andalucía tienen como aspiración parecerse más a las pruebas de la UE que al clásico sistema de estudio y repetición.