Nazarenos de El Silencio en la «madrugá» sevillana
Nazarenos de El Silencio en la «madrugá» sevillana - Raúl Doblado

Vox quiere que la Semana Santa andaluza sea declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad

Su portavoz en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, registra el 1 de abril una Proposición no de Ley para iniciar los trámites

SevillaActualizado:

La formación de la nueva derecha Vox, presentará este lunes en la Mesa del Parlamento una Proposición no de Ley (PNL) en el Parlamento de Andalucía, donde insta al Consejo de Gobierno «iniciar los trámites para que la Semana Santa en Andalucía sea inscrita en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco», según ha podido saber este periódico. Cabe recordar que actualmente, los bienes andaluces declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad son la Fiesta de los Patios de Córdoba; la Revitalización del saber tradiciones de la cal artesanal en Morón de la Frontera y el Flamenco. Los tres fueron aprobados en 2012, 2011 y 2010, respectivamente, por lo que desde hace siete años no hay una propuesta andaluza de patrimonio cultural inmaterial.

Para Vox esto entra dentro del acuerdo de gobierno de los 37 puntos que firmaron con el PP el 9 de enero de este año: «Apoyar y promover las expresiones culturales y populares andaluzas como el flamenco o la Semana Santa». Además, la Semana Santa en Andalucía, tiene cabida en la definición del Artículo 2 de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial: «Se entiende por “patrimonio cultural inmaterial” los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural. Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana».

Alejandro Hernández, portavoz de Vox en el Parlamento
Alejandro Hernández, portavoz de Vox en el Parlamento - EP

El portavoz del grupo parlamentario Alejandro Hernández, declaró a ABC que esta PNL es «de sentido común, no es un oportunismo político, formaba parte como punto 35 de los acuerdos con el PP y es una manera de preservar y protegerla de ciertos atavismos de la izquierda, que aunque pocos, se dan, como fue el caso de una concejal de Izquierda Unida en Córdoba que hizo sonar unas bocinas mientras pasaba el Silencio».

Preguntado a Hernández si no creía que se podía haber presentado de forma conjunta con otras fuerzas, declaró que «no es excluyente, en cualquier momento otros partidos se pueden adherir, lo único que pedimos es que no se filtre y pueda llegar al Pleno porque la Mesa del Parlamento no lo impida. Creemos que esta iniciativa es un plus de protección a unas tradiciones que tienen amplio arraigo en toda España y especialmente en Andalucía, además el texto de la propuesta es bastante aséptico para que todos lo puedan apoyar», concluye el portavoz de Vox.

En la PNL de Vox se hace constar que «La Semana Santa, como otras fiestas andaluzas, es reflejo de diversidad y riqueza cultural que durante casi cinco siglos ha forjado la identidad de la sociedad andaluza, englobando tanto manifestaciones materiales como inmateriales. Independientemente de que tenga un carácter religioso o civil, devoto o lúdico, este elemento del patrimonio cultural engendra sentimientos de respeto mutuo entre sus seguidores. Existen tradiciones españolas que tienen lugar en Semana Santa que ya están inscritas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad como puede ser «Las tamboradas», repiques rituales de tambores, donde se incluye la del municipio andaluz de Baena. Formar parte de este listado que promueve la Unesco es el máximo reconocimiento y protección al que puede aspirar un bien inmaterial en todo el mundo», termina el escrito.