La sede de Sandetel en la isla de la Cartuja de Sevilla
La sede de Sandetel en la isla de la Cartuja de Sevilla - R. Doblado

Sandetel tiene una productora para vender programas de televisión a Canal Sur

Intervención señala que «carece de sentido» que la sociedad pública entre en dicho negocio

SevillaActualizado:

La sociedad pública Sandetel (Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones), cuyas irregularidades afloraron ayer tras recoger ABC un informe de la Intervención General de la Junta, posee el 47,81 por ciento de la productora de televisión Andalucía Digital Media (ADM), empresa que se dedica a hacer programas y tiene de cliente casi exclusivo a Canal Sur, a la que le vende el programa Andalucía Directo. Para la Auditoría General de la Junta, esto «carece de sentido que Sandetel participe en una entidad privada cuya actividad principal está focalizada en la producción de programas de televisión para Canal Sur».

Según desgrana el informe de la Intervención sobre Sandetel de 2018, la sociedad pública tiene como objeto social «la realización de actividades de carácter instrumental y/o técnico» para el fomento de actividades de servicios multimedia, gestión de sistemas de nuevas tecnologías, redes de telecomunicaciones de la administración andaluza, seguridad de los sistemas informáticos de la Junta de Andalucía, aplicación de tecnología informática de la administración andaluza, y el desarrollo de la parte técnica de la sociedad de la información. Nada dicen las bases para las que fue creada Sandetel de producción de programas de televisión de actualidad para Canal Sur.

Además, señala el informe de Intervención, el 47,8 por ciento de ADM que posee Sandetel valía en origen 5,51 millones de euros. Eso era en 1998, cuando se crea la productora. «A 31 de diciembre de 2011, la participación se encontraba totalmente deteriorada debido a las pérdidas acumuladas en ejercicios anteriores ADM». Es decir, la inversión pública en la productora se devaluó al perder valor la empresa en la que se gastó el dinero.

La Intervención añade que «sin embargo, durante 2016 y 2017 ADM ha obtenido beneficios y se prevé que obtenga de forme recurrente por lo que la sociedad ha revertido parte del deterioro registrado, ascendiendo el coste neto de deterioros a cierre de 2017 a 2,96 millones de euros. Así, la Junta de Andalucía ha perdido cerca de tres millones de euros en participar en una productora privada de televisión.

Se da la circunstancia, además, de que el cliente principal de ADM es Canal Sur. Es decir, con dinero público se pagan los programas a una productora privada que tiene pérdidas que repercuten en el capital de otra empresa pública, Sandetel. Además, Canal Sur tiene a dos consejeros en el consejo de administración de ADM: Carlos Millán Raynaud y Carlos María de León Molinari.

Quién es quién

En el accionariado de ADM está también la compañía ZZJ, que posee el 18,86 por ciento de la productora. Esta empresa, propiedad de la familia Mora Bemjumea, es la que empleaba a José María Moriche, el marido de Susana Díaz, en una de las librerías que eran de su propiedad.

En el consejo de administración de ADM hay también nombres propios de sobra conocidos en el mundo político andaluz. Se trata por ejemplo de Salvador Durbán Oliva, quien llegó a testificar en el juicio por el caso de los ERE fraudulentos tras haber sido el presidente del IFA, luego agencia IDEA, uno de los epicentros del caso de presunta corrupción en la Junta de Andalucía.

En el organigrama de directivos de Andalucía Digital Multimedia están también tres exdirectivos de Canal Sur: Salvador Domínguez, Ricardo Llorca y Carlos María de León. Y han figurado en la junta directiva nombres muy relacionados con el ente como Carlos Rosado o los exdirectores de Canal Sur José Francisco Romacho y Joaquín Durán, quien acaba de tomar posesión como vocal en el Consejo Audiovisual de Andalucía a propuesta del PSOE.