Manifestación de médicos en Sevilla el pasado martes
Manifestación de médicos en Sevilla el pasado martes - Juan Flores
Rebelión de las batas blancas

Susana Díaz acusa a los médicos «manipular» la campaña electoral con la huelga

Los médicos aseguran que solo piden más tiempo con los pacientes, poder pedir pruebas médicas y recetar bajo su criterio y no limitados por la subasta de medicamentos

SevillaActualizado:

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata socialista a la reelección, Susana Díaz, ha acusado al Sindicato Médico Andaluz (SMA), organismo que representa a los médicos andaluces, de actuar «al calor de una campaña electoral» para intentar «manipularla». La valoración se produce porque la plataforma sindical convocó una huelga el pasado martes 27 en toda Andalucía para reivindicar al menos diez minutos por paciente, poder pedir las pruebas diagnósticas que crean oportunas y recetar los medicamentos que entiendan mejores para sus pacientes y no los que les obliga la subasta de medicamentos de la Junta.

La huelga, que siguió un 85 por ciento de los sanitarios según el SMA (un 18 según cifras de la Junta), ha molestado y mucho a la presidenta andaluza. Tanto como para acusar a los convocantes de querer manipular la campaña. Sin embargo, como explicó el mismo día de la huelga el presidente del SMA, Rafael Carrasco, la protesta estaba convocada por ellos, sí, pero apoyada por los colegios de médicos provinciales, el Consejo de Colegios de Médicos y las plataformas Basta Ya.

Para Susana Díaz, sin embargo, la protesta de los médicos por mejorar la calidad asistencial a sus pacientes no tiene que ver con la que están llevando a cabo los galenos de Cataluña. Díaz entiende que los catalanes salen a la calle porque «afortunadamente» la sociedad se ha «despertado y ha aflorado el problema de fondo de recortes que tapaban y estaban debajo de las banderas». Díaz, que niega los recortes de los que les acusan los médicos, cree que las manifestaciones de los sanitarios andaluces tiene de fondo un sentido electoral y les acusa de actuar «al calor de una campaña electoral, y sabiendo que se está llegando a un acuerdo mayoritario con las organizaciones profesionales».

Para Díaz, la huelga de médicos en Andalucía y en Cataluña no es lo mismo y en el cado de la comunidad que ella preside, asegura que su Gobierno está realizado «un esfuerzo enorme» en materia sanitaria por parte de la Administración autonómica, de forma que la medicina pública cuenta en la comunidad «con más profesionales que en toda nuestra autonomía», hasta «96.000», según ha puesto de relieve, al tiempo que ha destacado que «1.306 profesionales se están incorporando en estos días a los 1.500 centros de salud» andaluces.

Los representantes de los facultativos andaluces han subrayado que las declaraciones de Díaz «se desacreditan por sí solas», ya que, a su juicio, llega incluso «a menospreciar a los médicos cuando afirma que ella respeta a todos los sindicatos y a los corporativos también, haciendo una diferenciación que consideramos discriminatoria y que demuestra cómo viene siendo tratado este sindicato por la Consejería de Salud».

«Contestar a la reivindicaciones de miles de profesionales desde la prepotencia política es una muestra del escaso talante negociador de esta Junta de Andalucía», han subrayado desde el SMA, que ha añadido que Díaz «intenta desvirtuar nuestras reivindicaciones acusándonos de manipular la campaña electoral».

En este sentido, han puntualizado que «se olvida de esos miles y miles de ciudadanos que tienen que soportar cómo su médico apenas tiene tiempo para mirarle a la cara». «Se olvida también de que estas movilizaciones empezaron hace meses y, por supuesto, vuelve a obviar el hecho de que se hayan celebrado reuniones en las que el Sindicato Médico Andaluz, representante mayoritario de los facultativos en Andalucía, no ha estado presente a pesar de haber solicitado que fuera así».

Según el SMA, «Díaz ha afirmado que desde la Junta de Andalucía han hecho un esfuerzo enorme y que se ha llegado a acuerdos tanto con enfermeros como con médicos», pero «omite que su grupo es el único que jamás se ha reunido con el Sindicato Médico Andaluz, omitiendo también que este sindicato ha enviado muchos escritos pidiendo reuniones y explicaciones que jamás han sido contestados».

«Las movilizaciones en Andalucía son debidas exclusivamente a demandar una asistencia de calidad en atención primaria y es un hecho, más que constatable, el amplio seguimiento de las movilizaciones en la comunidad andaluza». Por este motivo, según han añadido, «la Junta de Andalucía no puede ignorar este hecho ni intentar desprestigiarlo acusándonos de intenciones políticas que nunca hemos tenido».

El Sindicato Médico Andaluz ha anunciado que seguirá luchando en los próximos meses para defender las condiciones laborales de sus compañeros y para luchar por una atención sanitaria digna y de calidad, con al menos diez minutos por paciente. «Lo haremos sea quien sea quien gobierne porque, insistimos, nosotros siempre trabajamos a favor de y nunca en contra de nadie ni de ningún partido», han concluido.