Susana Díaz, atendiendo a los medios este jueves en Córdoba
Susana Díaz, atendiendo a los medios este jueves en Córdoba - EFE /Rafa Alcaide
Escándalo de la Faffe

Susana Díaz considera «repugnante» la justificación de Villén por los 32.000 euros gastados en prostíbulos

«La explotación hacia las mujeres siempre es repugnante, pero si es con dinero público, más», ha dicho la presidenta

Córdoba | SevillaActualizado:

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha calificado de «repugnante» el t estimonio del exdirector de Faffe Fernando Villén, quien ha admitido haber gastado casi 32.000 euros en prostíbulos, en los que pagó con su tarjeta de la fundación pública.

En declaraciones a los periodistas en Córdoba, donde ha asistido a la jornada «El papel de las mujeres productoras y del medio rural en la futura PAC», que organiza Fademur, Díaz se ha referido a la declaración que ha prestado este jueves Villén, citado por segunda vez en el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, donde es investigado por prevaricación y malversación por presuntas irregularidades en contratos de la fundación.

«Primero hay que ponerlo en el momento en el que fue, hace diez años, y me parece repugnante», ha dicho la presidenta andaluza, que ha considerado igualmente «repugnante siempre» la «explotación hacia las mujeres, y la prostitución es eso».

En este aspecto, ha incidido en que su valoración es la misma, sea ésta «con dinero privado y con dinero público», si bien ha reconocido que «con público más».

Asimismo, ha defendido que la Junta de Andalucía «lo tiene claro» y por eso «fue a los tribunales» y ha sido la representación procesal del Gobierno andaluz la que ha pedido «que declarara».

A este respecto, ha adelantado que «evidentemente se depurarán responsabilidades».

«Como presidenta y como mujer, voy a trabajar al límite de las posibilidades para defender la abolición de la prostitución en el ámbito autonómico, nacional y europeo», ha asegurado Díaz, que considera este negocio «una explotación real de mujeres y niñas en nuestro país, en nuestra comunidad y en el mundo».