Adelaida de la Calle, Aquilino Alonso, José Sánchez Maldonado y Carmen Ortiz
Adelaida de la Calle, Aquilino Alonso, José Sánchez Maldonado y Carmen Ortiz - ABC

Susana Díaz recoloca a todos los exconsejeros que destituyó tras la crisis de las primarias

Los puertos que gestiona la Junta de Andalucía están dirigidos por veteranos socialistas que cobran entre 75.000 y 80.000 euros anuales

SEVILLAActualizado:

Las llamadas puertas giratorias en la política siguen funcionando en la Junta de Andalucía. La presidenta Susana Díaz ha recolocado a todos los consejeros a los que destituyó en la crisis de Gobierno que hizo tras perder las primarias del PSOE federal.

Hay que tener en cuenta que la presidenta andaluza hizo un cambio de Gobierno precisamente reconociendo falta de pulso y actividad política y con el objetivo públicamente confesado de recuperar la gestión en los asuntos más sensibles ante los ciudadanos, que habían quedado aparcados en la lucha por llegar hasta la dirección federal del PSOE.

El Consejo de Gobierno celebrado ayer —el último antes de las vacaciones de verano— aprobó los nombramientos de los dos últimos que quedaban por encontrar acomodo político: Aquilino Alonso y Carmen Ortiz, exconsejeros de Salud y Agricultura, respectivamente.

Así, Aquilino Alonso, médico de profesión, será el nuevo gerente de la Agencia Andaluza de la Energía, una empresa pública que depende de la Consejería de Empleo y en la que se considera alto cargo. Como tal, recibirá un sueldo del 60.150 euros anuales, similar al que percibía como consejero del Gobierno de Susana Díaz. Este es el segundo reconocimiento de Aquilino Alonso en esta semana ya que la lideresa andaluza lo ha incluido en la Ejecutiva Regional del PSOE que acaba de salir elegida en el 13 congreso como secretario de Organizaciones Sectoriales.

Alonso ha sido uno de los protagonistas negativos del Gobierno de Susana Díaz en los dos primeros años de mandato. Las mareas blancas en protesta por los recortes sanitarios se han extendido por toda la comunidad autónoma.

Puerto de Almería

La otra exconsejera recolocada por decreto ayer es Carmen Ortiz, quien ya es la nueva presidenta de la Autoridad Portuaria de Almería, un cargo en el que percibirá un sueldo entre 75.000 y 85.000 euros anuales, cantidad asignada a todos los presidentes de las autoridades portuarias según ha podido saber ABC, ya que este dato permanece bastante oculto a pesar de las webs de transparencia que dicen tener todas las instituciones.

La Junta de Andalucía es la responsable de gestionar los puertos internos de la comunidad y al frente de todos ellos hay políticos en retirada. Es más, los puertos se consideran un retiro dorado y el pago por los servicios prestados en el pasado. Así, el de Sevilla está presidido por Manuel Gracia (exconsejero y expresidente del Parlamento); el de Huelva por Javier Barrero (también exdiputado en el Parlamento y el Congreso); el de Motril por Francisco Álvarez de la Chica (también exconsejero de Chaves y Griñán), el de Málaga por Paulino Plata (otro exconsejero); el de la Bahía de Cádiz por José Luis Blanco (otro exconsejero de Manuel Chaves).

El Gobierno andaluz también ha buscado un acomodo a José Sánchez Maldonado, quien ha sido consejero de Empleo hasta el pasado junio y que ha tenido que lidiar con el problema de los cursos de formación. Sánchez Maldonado ha sido elegido rector de la Universidad Internacional de Andalucía, la única cuyo máximo cargo elige el Gobierno andaluz y no la propia institución. Es cierto también que Sánchez Maldonado es catedrático de la Universidad de Málaga.

Cierra este capítuloAdelaida de la Calle, exconsejera de Educación que ha pasado a ser la presidenta de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), una fundación privada fundada con el impulso de la Junta y que agrupa a 160 empresas.

El último de los consejeros destituIdos por Susana Díaz, Emilio de Llera, es el único que no sigue trabajando de un modo u otro para la Junta. De Llera es fiscal de carrera y a su plaza ha vuelto tras salir del Gabinete de San Telmo.