Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía en funciones
Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía en funciones - ABC

Gobierno Junta AndalucíaSusana Díaz: «Somos la garantía de defensa de la bandera blanca y verde»

La presidenta de la Junta en funciones se muestra confiada en el aval que suponen el millón de votos que obtuvo en las pasadas elecciones

SevillaActualizado:

Susana Díaz, aún presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, ha roto este miércoles su silencio de más de una semana para valorar el acuerdo del PP con Ciudadanos y con Vox para poder investir a Juanma Moreno como el nuevo presidente del Ejecutivo andaluz. La socialista, que no hablaba hace días, se ha mostrado contrariada con la noticia y ha publicado un tuit en su perfil de Twitter acompañado de una sola foto: la bandera de Andalucía.

«Los socialistas en Andalucía somos la garantía de la igualdad, la justicia social y la defensa de la bandera blanca y verde», ha indicado Díaz en su mensaje tras hacerse público que Juanma Moreno la sustituirá al frente de la Presidencia de la Junta de Adalucía. «Con la fuerza del millón de andaluces que apoyaron al PSOE de Andalucía -ha indicado-, continuaremos defendiendo los derechos de todos y todas en nuestra tierra».

Por su parte, desde el Gobierno central también ha valorado el acuerdo que alzará a Juanma Moreno para llegar a San Telmo. Así, desde el Ejecutivo de Pedro Sánchez han «lamentado la radicalización del PP y Ciudadanos por el pacto con la ultraderecha conocido hoy». En opinión del Gobierno de Sánchez, «Ciudadanos, además, ha desatendido los llamamientos de los partidos europeos a la moderación y a desenmascarar el autoritarismo de la ultraderecha. Ciudadanos ha propiciado que Vox sea un actor principal en el gobierno de los andaluces».

Así, «frente a esta deriva hacia el machismo y la xenofobia, el gobierno de Pedro Sánchez apuesta por mejorar el presente y preparar a España para el futuro, mientras otros se empeñan en mirar hacia el pasado», han indicado, antes de añadir que el Gobierno «se mantendrá vigilante y no cederá en la conquista de derechos y libertades».