«Vamos a crear planes estratégicos en cada provincia con ayudas directas a los municipios», afirma la consejera
«Vamos a crear planes estratégicos en cada provincia con ayudas directas a los municipios», afirma la consejera - Vanessa Gómez
ENTREVISTA CON LA CONSEJERA DE CULTURA

«Tengo poco presupuesto para mantener tanta riqueza patrimonial»

Patricia del Pozo se marca como objetivo en esta legislatura convertir la cultura en el tercer pilar de desarrollo, junto con la industria agrícola y el turismo

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tres grandes ventanales inundan de luz tamizada por las mallorquinas el despacho de la consejera. Tres metros de altura simbolizan el poder. Tres espacios diferentes, una gran mesa, otra de juntas llena de carpetas amontonadas y un sofá con sillones para las visitas. Calle Santa María la Blanca 1, en plena zona cero de turistas en Sevilla, más de un despistado se asoma al patio que da a la calle a ver si descubre algo que inmortalizar en su móvil. Pero allí sólo está aparcado su coche oficial y una yedra imponente. El Palacio de Altamira da cobijo, entre hotel a su derecha y a su izquierda, a la gestión de uno de los mayores patrimonios de Andalucía: su cultura.

Le he seguido por las redes sociales y entre inauguraciones, exposiciones y actuaciones, vacaciones pocas ¿no?

Cogimos el verano con muchísimas ganas porque ha sido un semestre durísimo [lo repite varias veces] a la par que apasionante. He tenido la desgracia además de perder en este periodo a mi madre por una muerte repentina. Con lo cual, los pocos días de relax que pasamos en La Antilla, Huelva, con la familia y los amigos, han sido magníficos. Antes habíamos estado en Almería con Los Coloraos, en Málaga en la Feria, en Granada con el patronato de la Alhambra, apoyando enSanlúcar las carreras de caballos y la preparación del quinto centenario de la Circunnavegación, en Punta Umbría, viendo la Nao Victoria que ya mismo la tenemos aquí en Sevilla, el Museo de la Aduana... Es verdad que al final fueron muy pocos días de vacaciones.

¿Esta Consejería la considera como un premio por su trayectoria en el partido?

Más que un premio es un auténtico privilegio. Entré en la política muy joven. Primero como técnico, luego en 2004 fui por primera vez en unas listas electorales. Desgraciadamente he estado todos esos años en la oposición. No he conocido un gobierno del cambio en Andalucía. He trabajado intensa y humildemente con una gran vocación de servicio y con el objetivo puesto en ver la transformación de mi tierra. Pero no solamente para sentirla yo, sino mis hijos y esta generación de andaluces tan valiosa y con tanto potencial. Tenían que experimentar otro Gobierno que les hiciera darse cuenta de lo que vale el talento andaluz. Solamente tengo palabras de agradecimiento al presidente Juanma Moreno por haber contado conmigo.

Si tuviera que elegir un proyecto por provincia donde dejar su huella ¿cuáles elegiría?

Llevábamos varios meses haciendo un análisis en profundidad del inmenso patrimonio que acumula Andalucía, quizás de los más grande del mundo, desde Ayamonte a Huércal-Overa. En Almería destacaría la joya impresionante de su Alcazaba que hay que sacarla del abandono. También en Almería su orquesta, que está haciendo un trabajo estupendo. Ya me he reunido con el alcalde que quiere que le apoyemos con la Ciudad de la Cultura de Almería como espacio escénico importante. En Granada no sabría ni elegir de tanto que hay, empezando por su Alhambra, con cuyo patronato ya nos hemos reunido para que los granadinos sean conscientes de cómo este monumento repercute en su ciudad; aumentamos el presupuesto para la conservación del Generalife y del Albaicín. También en los yacimientos de Orce. En Córdoba hay que relanzar el C3A, darle más actividad, integrarlo más en la ciudad. A final de mes si todo va bien firmamos con un gran mecenas que es la World Monuments Fund [una organización altruista internacional privada] la restauración del Salón Rico de Medina Zahara, ¡por fin vamos a poner en marcha ese convenio estancado desde el año 2012! En Málaga hay que relanzar el Palacio de la Aduana que con sólo tres años de vida tiene una colección artística y arqueológica impresionante; necesita tener una sala de exposiciones temporales en condiciones. Estamos esperando el proyecto que quiere la ciudad de Málaga en el convento de la Trinidad. Acinipo en Ronda. Los Dólmenes de Antequera, que es otra joya.

Una gran cantidad.

Es que ese es el problema que tiene Andalucía, su inmenso patrimonio, ¡bendito problema! Quien quiera escribir una historia de la humanidad la puede hacer aquí, desde miles de años antes de Cristo hasta la época contemporánea. Todo, hay restos de todo. En Cádiz hemos tenido un problema con la licitación que nos ha retrasado la restauración del Teatro Romano, pero ya tiene su presupuesto. O Baelo Claudia. En Sevilla con lo que estoy más ilusionada es con la mudanza del Arqueológico, porque eso significa que el año que viene pueden empezar las obras. Tenemos una sintonía magnífica con el ministro de Cultura, el señor Guirao se está volcando con el Arqueológico. La ampliación y las grandes exposiciones en el Bellas Artes. Estamos ya preparando la del diálogo de los picassos con los grandes maestros; la de Martínez Montañés en la que estará hasta La Cieguecita de la catedral de Sevilla. No podemos olvidarnos de San Isidoro o de Itálica para que sea reconocida como patrimonio mundial de la humanidad. En Huelva hemos hecho una fuerte apuesta por el Museo del Banco de España con una inversión de cerca de dos millones de euros; el Dolmen de Soto que nos está dando muchas alegrías con las visitas o la ilusión que vamos a poner en la Isla Salté. En Jaén el yacimiento de Marroquíes Bajos. Y el Museo Íbero, que es una de las grandes tristezas que tengo; el único de titularidad autonómica costó en torno a 25 millones de euros. Y nos encontramos con un museo impresionante sin utilidad ninguna y otro museo provincial estatal que está en unas condiciones de gran deterioro y con el mismo discurso expositivo que continúa desde el año 71. Trabajamos con el Ministerio para ver de qué manera tutelamos y gestionamos entre las dos administraciones para que el Museo Íbero entre en la red nacional de museos y convertirlo en el más importante de toda Europa en su especialidad. Ahora mismo el Íbero está vacío porque el contenido de titularidad estatal no lo podemos meter en uno autonómico. No sé si me queda alguna prioridad.

Del Pozo habla de la buena relación con el actual ministro de Cultura
Del Pozo habla de la buena relación con el actual ministro de Cultura - Vanessa Gómez

Pienso en las cuevas prehistóricas vandalizadas en Cádiz o la falta de vigilancia en Munigua.

Tiene razón, no las he mencionado todas. Los dos están en estudio también.

Porque parece que hay algunos monumentos que caen de pie y otros que por razones geográficas u otras están abandonados de la mano de Dios.

Es que ese es el siguiente paso que vamos a dar una vez hecho el diagnóstico. Quiero hacer una apuesta específica para cada una de las provincias, un plan estratégico para estos cuatro años. En ella estarían las diputaciones, los alcaldes de capitales y de los municipios para trazar prioridades de una forma totalmente transparente. Esto es una exclusiva que aún no he contado. Necesitamos un consenso para ver dónde vamos a apostar en cada una de las provincias. Ni siquiera tengo elegido el nombre, pero será algo así como Plan Estratégico para la Provincia de Almería 2020-2024 por ejemplo. Y ahí entrarían no solamente los monumentos que como usted dice «caen de pie» y tienen muchas visitas, sino los yacimientos que están abandonados, que no tienen personal, ni vigilancia, ni siquiera un arqueólogo que pase por allí y diga «señores hay que restaurar esta pieza». Vamos a apostar también por los más olvidados, los más dispersos, los de difícil acceso para mantenerlos. Ytambién entrarían en estos planes provinciales las disciplinas artísticas, claro que sí, porque la cultura no es solamente el patrimonio artístico, que dada la ingente cantidad que tenemos podría tener una sola consejería para él solo. Pero necesitamos también cuidar el talento.

Tenemos una enorme riqueza.

No hay en todo el mundo una sola tierra que dé tantos números uno en todas las disciplinas. Podemos encontrar alguna comunidad con cantantes de lírica magníficos, o bailarines, pero ¿hay alguna con números uno en pintura, en teatro, en danza, en cante, en guitarra...? ¿Por qué tenemos tanto talento? Yo no lo sé. Pero el flamenco —que es una riqueza que no tiene nadie — la cuna está aquí y no en otro sitio. Por eso tenemos que apoyar los festivales, a los aficionados, a los pintores noveles y aunque no podamos llegar a todos —esa es mi pena—, no dejar ningún talento fuera del eje de la rueda, que se quede solo, que tenga que buscar apoyo fuera de su tierra porque no lo obtiene de su administración. En esos planes estratégicos vamos a colaborar por ejemplo en el festival de flamenco de Almería, de los más antiguos que existen en España, de los años 60. Y la primera vez que hemos apoyado la Junta de Andalucía ha sido ahora. No puede ser. Muchas veces no podemos actuar en municipios donde se nos está cayendo el patrimonio porque la ley nos lo impide. Gran parte de los yacimientos están en suelo de titularidad municipal, y por mucha ayuda del 1% cultural que pidan sus alcaldes al Ministerio de Cultura no son suficientes. Nosotros estamos trabajando ya en unas bases reguladoras que salen en enero o en febrero, dirigidas solamente a los ayuntamientos para que puedan acogerse a una línea de ayudas directas para restaurar todos los bienes de su titularidad.

Con la supervisión de la Consejería.

Por supuesto, tienen que pasar por las comisiones provinciales de patrimonio, la tutela la tenemos siempre, es nuestra tranquilidad. Son pocos, por eso tengo tanto atasco, pero son magníficos profesionales nuestros técnicos.

Usted se siente satisfecha con el dinero que le asignan a la Consejería o considera que podría ser más.

Ahí me pone entre la espada y la pared [sonríe la consejera]. No, satisfecha no estoy. Pero no porque yo diga comparativamente Cultura tiene 210 millones y mis compañeros de Sanidad y Educación tienen mil y pico cada uno. La salud es lo primero y sin ella no somos nada. No estoy satisfecha y así se lo he dicho al presidente y a mis compañeros de Gobierno, porque es muy poco presupuesto para mantener tanta riqueza patrimonial. Mi objetivo es convertir la cultura y el patrimonio en el tercer pilar de desarrollo de esta tierra, junto al turismo y la industria agrícola. Y con 210 millones de euros en una comunidad tan grande no puedo estar satisfecha, ni ahora ni el año que viene.

¿Pero el Gobierno es consciente de que la inversión en Cultura es rentable?

Sí, lo es y cada vez lo está siendo más.

Hay un grupo fuerte que viene de Málaga y deberían darse cuenta de la apuesta de su alcalde.

Así es. Sin desmerecer lo que han hecho otras provincias, Málaga tiene una oferta cultural a nivel europeo. Apoco que nos esforcemos las administraciones, nos salimos del mapa. De 33 millones de turistas que vienen a Andalucía al año, diez millones y medio lo hacen por la oferta cultural.

¿Cómo va la redacción de la Ley de Concordia?

Creo que la actual de Memoria Democrática satisface sólo a una parte, por eso necesitamos el consenso de todos para cerrar heridas.